«Cumpliré 80 años y seguiré aprendiendo a pintar»

El artista Marcos Tamargo viajará esta primavera a África, una experiencia que cree «marcará un antes y un después» en su carreraMarcos Tamargo Pintor

MARÍA LASTRAOVIEDO.
«Cumpliré 80 años y seguiré aprendiendo a pintar»

Con su inconfundible boina de tonos beige, Marcos Tamargo pasa unos días en Asturias antes de adentrarse en otro de sus innumerables viajes, a los que ya está acostumbrado. Considerado uno de los jóvenes creadores españoles con más proyección, su próxima aventura es África, concretamente Kenia. Dice que el viaje marcará «un antes y un después».

-¿Por qué un diplomado en Ciencias Empresariales decide dedicarse a la pintura?

-Pintó desde que era un niño, y siempre tuve claro que era lo que quería hacer. Pero no me arrepiento de haber estudiado Ciencias Empresariales. La formación es algo que nunca sobra. De hecho, me gustaría estudiar Física a distancia, pero no tengo tiempo.

-¿Cómo fueron los comienzos?

-Muy duros, como para casi todos. Pero ahora atravieso un momento muy bueno. Trabajo con 15 galerías en todo el mundo, aunque siempre es un placer, como ahora, volver a casa.

-¿Por qué decidió viajar a Nueva York?

-Por ser la capital del mundo del arte. Allí o entras en la rueda giratoria o te expulsan. Y eso te obliga a trabajar. Pero siempre quiero buscar más, por eso decidí trabajar también en Miami y próximamente en Kenia.

-¿No es Oviedo un buen lugar para el arte?

-Asturias es una tierra muy prolífera de artistas, yo creo que la más del Norte de España. Pero pienso que lo último que tiene que ponerse un artista son límites, y por eso decidí viajar. La mayoría de lo que pinto son experiencias personales, y hay que buscarlas. Aún así, no nos podemos quejar. Inauguré este estudio en el Reconquista, con la galería Rodrigo Juarranz, para la Noche Blanca. Hicimos un performance en directo, que consistía en pintar un cuadro con la técnica de luz negra. A la gente le gustó mucho, y hay que agradecerle al Ayuntamiento que nos haya dejado disfrutar de la cultura.

-¿Por qué la técnica de la luz negra?

-Creo que cada persona tiene que investigar. Cumpliré los 80 años y seguiré aprendiendo a pintar. Esta técnica, que es un tipo de pintura que se usaba en la guerra para pasar mensajes ocultos, es un plus a lo que yo hago. Ya estaba inventada, pero lo que hice fue avanzar más con ella, y conseguir que puedan darse dos obras en el mismo cuadro.

-Ha publicado un libro con gran parte de su obra desde 2007 a 2013. ¿Cómo surgió la idea?

-Este tipo de libros suele hacerse con artistas de mayor edad, pero ahora las cosas van bastante bien y creía que era un buen momento. Hay una selección con más de un centenar de mis obras favoritas, además de varias críticas. Entre ellas, la de Carlos García Osuna, editor de la revista 'Tendencias del Mercado del Arte', que tiene más suscriptores que el diario El Mundo.

-¿Cómo refleja el libro la evolución de su obra?

-El libro marca lo que soy yo. Puede apreciarse mi trabajo con la abstracción, y como en la mayoría de mis obras hay un paralelismo entre el lugar del que parto y al que voy.

-Unas características que se alejan un poco de lo que se puede ver en los retratos de los Premios Príncipe.

-Es un trabajo que me encanta. No es habitual que yo haga retratos, de hecho son los únicos que hago. Pero no son obras al uso, estudio mucho al personaje, y es un placer porque descubro que son genios.

-¿Qué supone para un asturiano hacer estos retratos?

-Es un honor compartir palabras, incluso amistad con algunos de ellos. Es difícil plasmar tanta genialidad con un pincel. Saskia Sassen, Premio Príncipe de Ciencias Sociales de este año, se puso a llorar y me abrazó en cuanto vio el cuadro. Es un honor.

-Ahora está inmerso en los preparativos de su viaje a Kenia.

-Desde pequeño quise ir a África. Mis pinturas tienen mucho de ocre, de marrón, es algo que me gusta. Creo que África marcará un antes y un después, y que es el momento idóneo para ir. Un artista tiene que tener un lenguaje propio, pero evolucionar, y quiero ver con qué me sorprende África. Como decía Picasso que la inspiración te coja trabajando. A mí siempre me ocurre así.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos