«Un diamante en bruto» para abrir la Semana de Música Religiosa

Rubén Díez García destaca la calidad del órgano del ábside de Sabugo, con el que hoy hará un guiño a distintos compositores españoles

A. PALACIOAVILÉS.
Rubén Díez García, ofrece un concierto hoy en Santo Tomás. ::                             S. L./
Rubén Díez García, ofrece un concierto hoy en Santo Tomás. :: S. L.

La XXXVII Semana de Música Religiosa comienza a las ocho de la tarde de hoy, en la iglesia de Santo Tomás, con un protagonista y un repertorio muy especial. El organista Rubén Díez García, ha querido poner el foco sobre el órgano positivo del ábside, el que está en la zona del altar y, por tanto, queda a la misma altura que el público que asista al recital. «Es un órgano más pequeño, pero no por ello de menor calidad, y se suele tocar menos, aunque es un diamante en bruto que resulta casi más complicado y severo en la interpretación», indicaba.

El organista también ha buscado un repertorio distinto, y específico para este instrumento. «Pretendía hacer un guiño a la música española», ya que una de sus intenciones ha sido, desde siempre, «redescubrir y potenciar este repertorio». La idea partió del propio Díez García, y el responsable del Conservatorio Julián Orbón, José María Martínez, dio el visto bueno. «Me preguntó si quería volver a participar en la Semana de Música Religiosa, y por supuesto dije que sí, y cuando le dije que me gustaría tocar el órgano del altar, me dijo que no habría ningún problema». El órgano, para el intérprete, «es una joya y desde luego engaña, porque la fama, merecidísima, la tiene el otro, que es el mejor órgano sinfónico de toda Asturias, pero este tiene su importancia».

Díez García también destacó la ubicación del instrumento, que permitirá a los asistentes «percibir el sonido directamente» y no desde lo alto. El organista ya lo ha tocado previamente, durante un concierto con un virtuoso de Valencia «a cuatro manos, ya que mientras él tocaba desde arriba el otro, yo interpretaba en este y el recuerdo que tengo es muy bonito». El año pasado, Rubén Díez García participó con un concierto de oboe y piano.

La Semana de Música Religiosa se desarrollará hasta el domingo tanto en Santo Tomás como en la iglesia de los Padres Franciscanos. Allí continúa mañana con el concierto del cellista Javier Romero, que interpretará tres suites de Bach. El jueves, en el mismo templo, actuará el cuarteto Orbón de clarinetes con la soprano Elena Miró. El programa continúa en Santo Tomás el viernes con una misa que preside el abad de Covadonga, Juan José Tuñón, y un concierto de la Escolanía de Covadonga y la Orquesta de Cámara del Santuario, desde las 19.30 horas. El sábado y el domingo, en los Padres Franciscanos, hay dos conciertos, a las 20 y a las 13 horas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos