La Música Religiosa continúa con Bach

Javier Romero interpreta sus tres primeras suites en la iglesia de los Padres Franciscanos

AINHOA PALACIOAVILÉS.
La Música Religiosa continúa con Bach

El programa de la XXXVII Semana de Música Religiosa continúa esta tarde, en la iglesia de los Padres Franciscanos, con tres obras que marcaron un antes y un después en la historia de la música: las tres primeras suites de Johannes Sebastian Bach. «No están compuestas específicamente para la liturgia, pero encajaban muy bien», tal y como defiende el violonchelista Javier Romero, que será el encargado de interpretarlas. Su concierto comenzará a las 20 horas.

Romero asegura que «esta música es la mejor que hay, aunque suene raro decirlo, porque todo lo posterior sale de ahí, se basa en esto, y en realidad no se ha inventado nada nuevo». El intérprete indica que las tres piezas, para el público, «resultan interesantes porque, aunque no se compusieron para ser bailadas, tienen un componente que las hace muy bailables», y que están compuestas por distintos movimientos, seis, que son danzas. «La allemande es una alemana, la courante se refiere a una francesa, la sarabanda es una española...», explica.

Para el intérprete, hay varios retos. Primero, porque son pocas las piezas que hasta el siglo XX se han compuesto para este instrumento, y porque «al ser tan complicadas de tocar, son piezas que nos acompañan toda la vida». La interpretación, según añade Romero, «exige un montón de cosas», y con los años se afrontan de modos distintos. Desde el punto de vista musical, las tres piezas «son muy complicadas, y es lo que las hace tan interesantes». Tal y como recuerda, el maestro Rostropovich «sólo las quiso grabar al final de su carrera, cuando ya era muy mayor, por su complejidad técnica».

Para Romero, que comenzó sus estudios musicales en el Conservatorio Julián Orbón, tocar en la Semana de Música Religiosa es «especial, porque desde pequeño he participado con la orquesta del Conservatorio, y porque, al igual que la de Cuenca, tiene mucha importancia a nivel nacional». Por eso, a su juicio, necesitaría más respaldo del que actualmente recibe por parte del Ayuntamiento.

Los conciertos comenzaron ayer en la iglesia de Santo Tomás de Cantorbery con el recital que Rubén Díez García ofreció con el órgano del ábside, y la Semana de Música Religiosa continúa el jueves, también en la iglesia de los Padres Franciscanos y a partir de las 20 horas, con el concierto que ofrezca el cuarteto Orbón de Clarinetes, compuesto por Antonio Serrano, Iván Cuervo, Julio Sánchez y Marina García, con la soprano Elena Miró Fernández-Figueroa Interpretarán nueve obras, comenzando con 'Concerto grosso op.3 nº11' de Antonio Vivaldi y finalizando con 'Aragonaise', de la suite 'Carmen', de Bizet. También abordarán temas de Haydn, Debussy y Mozart, entre otros.

El viernes los actos regresan a Santo Tomás, con la misa que preside el abad de Covadonga, Juan José Tuñón, y el concierto de la Escolanía de Covadonga y su Orquesta de Cámara. El organista será Fernando Álvarez, y el director Jorge de la Vega.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos