«Mi padre siempre está conmigo ayudándome»

Jesús Uribesalgo Uribechevarría es el santo y seña de Josu, su hijo, entrenador del Real Avilés. Falleció en 2005, pero «siempre está conmigo ayudándome», dice Uribe. Lo está en el pensamiento y en una medalla, la que se le cayó al entrenador blanquiazul en el partido ante el Ourense cuando la tenía en la mano. No tardó ni un segundo en recogerla para seguir sintiendo el calor paternal.

Cuando Josu Uribe se comprometió con el Avilés su padre salió a colación en las diferentes entrevistas de los medios de comunicación. LA VOZ consiguió de su mano una fotografía histórica, en la que Jesús Uribe, que tuvo un paso fugaz por el Real Avilés, posaba con la elástica blanquiazul junto a su hijo, Josu, que también lucía el uniforme que hoy defiende en su puesto de entrenador: «Mi padre siempre ha sido mi ejemplo y trato de parecerme a él lo más posible», dijo el técnico.

Si la vestimenta en los partidos es una mera superstición que depende del resultado, llevar siempre la medalla de su padre es un apoyo para Josu Uribe, algo que no le puede faltar y que, seguro, no le falla nunca.

Fotos

Vídeos