De urinario a lienzo para artistas

El pintor local Xuan Alyfe realiza una intervención artística en los baños públicos del paseo de la ría, que es aplaudida desde el Ayuntamiento

BORJA PINOAVILÉS.
De urinario a lienzo para artistas

Es usual que, al escuchar la expresión 'urinario', el común de las personas imagine únicamente el práctico y absolutamente familiar artilugio que sirve para la evacuación de las necesidades corporales más íntimas. Pocos de ellos imaginarían que, de alguna manera, dicho objeto podría llegar a convertirse en un espacio para la expresión artística. Sin embargo, para el artista local Xuan Alyfe esta última posibilidad adquirió la consideración de completa realidad el pasado lunes. Ese día, en un arranque de improvisación, el joven pintor decidió decorar por su cuenta una de las paredes de los urinarios públicos del paseo de la ría. Su acción, lejos de acarrear consecuencias negativas, ha despertado la aprobación del Consistorio, desde el que han confesado estar satisfechos con el resultado.

El comienzo de esta curiosa historia de retretes y de arte se remonta varios meses atrás, cuando Alyfe, viandante habitual del paseo de la ría, reparó en el estado de las paredes del urinario. «Vi un muro amplio y vacío, ocupado sólo por una pintada bastante descuidada, y pensé que sería buena idea aprovecharlo para algo más», confiesa el joven artista. Así, hace hoy cuatro días Alyfe se armó de brocha y pinturas, y mediada la tarde se lanzó a la aventura. Una hora y media después finalizó su labor, convencido de que la supervivencia de la obra sería breve. «Sólo lo hice para divertirme, que es la razón por la que pinto, estaba seguro de que el Ayuntamiento lo borraría al cabo de pocos días».

Sin embargo, poco podía imaginar Alyfe el impacto de su vástago artístico. Bastó que en el Consistorio tuviesen constancia de su existencia para que se expresase el deseo de conservar la pintura.

En palabras de Anabel Barrio, directora de la Factoría Cultural y a quien Alyfe acudió para dar cuenta de su creación, «su mensaje es puramente estético, decorativo, sin más pretensiones y totalmente inofensivo». El trabajo de Alyfe ha servido también para que desde la Factoría Cultural se haya visto con otros ojos este espacio que hasta ahora pasaba inadvertido. Estudian elevar al Ayuntamiento una propuesta para que la pared del urinario se convierta «en un lienzo efímero permanente, en el que distintos artistas locales pinten sus obras cuando el clima y el tiempo destruyan las anteriores».

De este modo, el baño público de la ría ha protagonizado un nuevo cuento, tras el que inspiró la alta tecnología de sus mecanismos en el momento de su instalación, hace ya tres años. Pero esta vez el arte, y no el papel higiénico automático, ha sido el protagonista.

Fotos

Vídeos