Periodismo con historia en Gijón

A través de fotografías y textos, relata el devenir del oficio con protagonismo de EL COMERCIO y recoge la biografía de cinco profesionales: Adeflor, Melás, Alonso Bonet, Oliveros y Bueno Gijón Sur estrena una exposición que recopila en 17 paneles el papel de la prensa de finales de 1897 a 1937

M. F. ANTUÑAGIJÓN.
Periodismo con historia en Gijón

Es un viaje impreso en tinta sobre papel que se desarrolla a través de 17 paneles que recogen imágenes, historias y personajes. Son los nombres y las cabeceras clave en la historia del periodismo gijonés que se hizo a finales del siglo XIX y principios del XX. Ayer abrió sus puertas en el Centro Municipal Pumarín Gijón Sur para quedarse hasta el 28 de abril.

El protagonismo de EL COMERCIO es mayúsculo en una muestra comisariada por Maximino Suárez que surgió como un homenaje a los hombres de la prensa. Nació, señala el comisario, a partir de Pachín de Melás (1877-1938) y fue creciendo hacia otros cuatro nombres ilustres del gremio: Adeflor (1876-1959), Antonio L. Oliveros (1878-1967), Joaquín Alonso Bonet (1889-1975) y Javier Bueno (1891-1939).

No fue complicado trazar ese viaje divulgativo, según detalla Maximino Suárez, puesto que son muchos los investigadores que han buceado en la historia de la prensa gijonesa. Se contó, además, con los fondos del Museo del Pueblo de Asturias y del propio archivo municipal para dibujar la ruta.

En aquel momento, subraya el comisario, había tres cabeceras importantes, EL COMERCIO, 'La Prensa' y 'El Noroeste', aunque se han llegado a documentar hasta 280 publicaciones, entre revistas, boletines y periódicos. Hubo un furor editorial del que da buena cuenta la exposición, que se recrea también en el relato de cómo funcionaba el oficio entonces. «Al principio es una prensa bastante amateur, con profesionales ligados al voluntarismo, de formación autodidacta, pero a partir de los años veinte se convierten ya en organizaciones más profesionales y de corte empresarial».

'Prensa y periodismo en Gijón (1897-1937)' tiene un hueco muy especial para este periódico, el único de todos que permanece en activo. Recoge la publicación de su primer número el 2 de septiembre de 1878 y se detiene en la tarea realizada por algunos de sus periodistas más ilustres. Adeflor, que fue primero redactor jefe y luego director del decano desde 1921 hasta 1954, y Joaquín Alonso Bonet, que ocupó idénticos puestos, aunque durante un periodo de tiempo más breve, adquieren protagonismo, al igual que Pachín de Melás, que también puso su pluma al servicio de este diario.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos