El Partido Popular propone que los Picos de Europa sea Patrimonio de la Humanidad

Presenta una Proposición No de Ley para su debate en la Junta y critica al Gobierno regional por su falta de interés para dotar al espacio protegido de este reconocimiento

ANA MORIYÓNPANES.
El Partido Popular propone que los Picos de Europa sea Patrimonio de la Humanidad

El PP quiere que el Parque Nacional de los Picos de Europa sea Patrimonio de la Humanidad -como lo son ya otros espacios protegidos españoles como el Teide, Ordesa y Monte Perdido, Garajonay y Doñana- y parece estar dispuesto a hacer todo lo que esté en sus manos para que ese nombramiento llegue a buen puerto. El primer paso lo daba hace unos días con la presentación de una Proposición No de Ley para su debate en la Junta General del Principado para instar al Gobierno regional «a que realice las gestiones oportunas ante el Estado con el fin de impulsar esta candidatura». El PP quiere, además, que antes de que finalice la legislatura se informe al parlamento asturiano de todos los trámites que se realicen «en orden a propiciar y conseguir el objetivo que supone esta declaración».

El PP lamenta que hasta la fecha el Parque Nacional que Asturias comparte con Cantabria y Castilla y León no ostente este reconocimiento por parte de la Unesco y responsabiliza de ello al Gobierno del Principado. «Esta situación es producto, sin duda, de la falta de iniciativa por parte de quienes tienen el deber de dotar al espacio protegido de las mayores cotas de reivindicación de sus valores culturales, naturales, paisajísticos y de biodiversidad», recrimina.

La presidenta del PP y portavoz en la Junta General del Principado, Mercedes Fernández, subraya que la vertiente asturiana del Parque Nacional de los Picos de Europa «ostenta, como poco, los mismos atributos y cualidades, si no más», que el resto de espacios protegidos ya distinguidos por la Unesco. Y argumenta: «Historia y cultura ancestrales y riqueza naturalística en cualesquiera de sus especies son características que configuran la vertiente asturiana del Parque Nacional de los Picos de Europa y que la hacen, por tanto, acreedora de valores más que suficientes para que el Principado de Asturias eleve al Gobierno de la nación la pretensión de que este territorio forme parte de la lista de tan excelsos lugares y para que, en definitiva, se inicien las gestiones pertinentes para llevar a buen puerto esta iniciativa».

La propuesta no es nueva. Hace cuatro años un grupo de expertos visitaba las majadas y paisajes del Parque Nacional para valorar su posible declaración como Patrimonio de la Humanidad. Ya entonces el Consorcio para el Desarrollo Rural del Oriente de Asturias planteaba también la discusión sobre la posible declaración de los paisajes pastoriles de los Picos como Patrimonio de la Humanidad, una figura que sin duda serviría para certificar la importancia de este oficio en el mantenimiento del Parque Nacional y de sus costumbres.