Los vecinos critican que la estación de autobús maliaya cierre en horario de servicios

LYDIA ISVILLAVICIOSA.

La Federación de Asociaciones Vecinales de Villaviciosa (Faavvi) criticó ayer que el Consorcio de Transportes de Asturias haya modificado sin previo aviso los horarios de apertura y cierre de la estación de autobuses cuando aún hay servicios disponibles para los usuarios.

Según explicó la presidenta del colectivo, Rocío Vega, varios afectados alertaron en los últimos días de los cambios, lo que ha motivado que la federación presente una queja formal ante el Consorcio de Transportes. «Nos pusimos en contacto con el Consorcio y nos confirmaron que los nuevos horarios están en vigor desde el pasado viernes», dijo.

La estación de autobuses abre ahora de lunes a viernes de 6.30 a 22.30 horas, los sábados de 8 a 22 horas y los domingos y festivos de 9 a 22 horas. Sin embargo, desde la federación vecinal aseguran que dichos horarios «son incompatibles con los servicios en los que la salida y llegada de autobuses están fuera de esa franja». De hecho, de lunes a viernes sale un autobús de Villaviciosa a las 6.15 horas y cuando la estación ya está cerrada, llegan los usuarios del último servicio procedentes de Gijón. Situaciones similares se producen también los sábados, domingos y festivos.

«No se ha constatado ningún tipo de publicidad por parte del Consorcio de los nuevos horarios, con el consiguiente despiste para los usuarios, que según parece no solo deberán subir y bajar del autobús fuera de las instalaciones sino que además tendrán que buscarlos por las calles aledañas, poco adecuadas para el estacionamiento de estos vehículos», criticó la presidenta de Faavvi.

«Sin seguridad»

Para Vega, quien señaló que «esto sólo supone sumar más perjuicios a una estación ya deficiente, que sigue sin disponer de servicio de expedición de billetes», la decisión provoca que «los usuarios carezcan de seguridad y que en caso de algún percance la responsabilidad sea dudosa».

Asimismo, explicó que para motivar la modificación de horarios, el Consorcio de Transportes alegó ante los representantes vecinales vandalismo y botellón en las instalaciones. Sin embargo, el alcalde de Villaviciosa, José Manuel Felgueres, aseguró ayer que la Policía Local no tiene constancia de ninguna denuncia, queja o aviso respecto a estas prácticas. Hasta fechas recientes, la estación -ubicada tras el cuartel de la Guardia Civil- contaba con personal de seguridad.

Felgueres anunció que trasladará la queja a la comisión de Obras y Servicios y al Pleno para lograr un acuerdo unánime contra el recorte. «Nuestros interés es que las instalaciones funcionen al cien por cien; pretender que vayan a menos es una decisión incomprensible», señaló.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos