«Uno de los problemas de PISA es que les damos todo hecho a nuestros hijos»

«La separación del alumnado en función de su sexo es una cuestión ideológica. No sirve como justificación que se les dan mejor distintas asignaturas» Juan Manuel Escudero Muñoz Catedrático de Didáctica y Organización Escolar

AZAHARA VILLACORTAGIJÓN.
Juan Manuel Escudero, en el CPR de Gijón. ::                             P. CITOULA/
Juan Manuel Escudero, en el CPR de Gijón. :: P. CITOULA

Juan Manuel Escudero Muñoz (Campillo de Deleitosa, Cáceres, 1947), estudió Pedagogía y Psicología en la Universidad Pontificia de Salamanca y, tras dos años como profesor en un instituto, inició su trayectoria en la Universidad de Valencia, después en la de Santiago y, desde 1982, en la de Murcia, donde enseña e investiga actualmente. Algunos de los asuntos más relevantes de su actividad son el profesorado y su crecimiento profesional, además del desarrollo de los centros como comunidades profesionales de aprendizaje. Por eso esta semana clausuró un curso organizado por el Centro de Profesorado y de Recursos (CPR) de Gijón-Oriente sobre el aprendizaje cooperativo.

-¿Cuál fue el objetivo de este curso destinado a los docentes?

-Ha tratado sobre el trabajo cooperativo entre ellos. De la necesidad de que en los centros educativos haya comunidades que piensen juntas sobre la enseñanza y los procesos de aprendizaje. De compartir proyectos y experiencias y de analizar y reflexionar sobre el propio trabajo, además de aprender a solucionar los problemas que surgen en la docencia como surgen en cualquier otra actividad.

-Dice que conlleva una mejora en el desarrollo profesional. ¿Ahora la mayoría va a lo suyo?

-Es una asignatura pendiente, sí, porque que hay una cierta cultura del aislamiento, del individualismo, de trabajar cada uno según su criterio. Y es importante tener un proyecto común. Porque el trabajo de los docentes en las aulas no debería reducirse sólo a enseñar, sino también a aprender.

-¿No supone esto que plantea aún más trabajo en unos tiempos en los que los profesionales se declaran «asfixiados» por los recortes?

-Sí, supone más trabajo, por lo que hay que recordarle a la administración la importancia de contar con buenas condiciones laborales. Con tiempo, apoyos, recursos... Hay que reivindicar un mejor trato que el que se le está dando a los docentes.

-¿Qué opinión le merece la llamada 'Ley Wert'? ¿Era necesaria la enésima reforma educativa?

-No puedo estar de acuerdo con ella, porque supone una vuelta atrás en distintos aspectos. Se habían hecho avances muy importantes en la enseñanza en este país durante los últimos años y ahora, cuando todavía quedaba mucho que hacer, volveremos a retroceder.

-PISA nos acaba de dar un varapalo en habilidades cotidianas.

-No hay que elevar PISA a los altares ni acordarnos de que hay problemas sólo cuando se pronuncia . Ahora bien: hemos tenidos dos décadas que han sido óptimas para la educación, pero que no se han aprovechado todo lo que necesario. Y también es verdad que hay que olvidarse más de los libros de texto e ir más a una enseñanza global. No hay que tratar de fabricar bibliotecas andantes ahora que hay mucha información a nuestro alcance, sino de implicar más el pensamiento. De que sepan buscar y ordenar esa información. Y luego está la responsabilidad de las familias, que en muchos casos se lo dan todo hecho a sus hijos.

-¿Educación diferenciada sí o no?

-A la escuela también se va a aprender a convivir con el otro sexo. No hay que engañarse. Estamos ante una cuestión, sobre todo, ideológica. La justificación de que a ellas y a ellos se les dan mejor distintas asignaturas no sirve.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos