«No hemos visto nunca nada igual que esta consejera de Educación. Nos tiene inquina»

«La negociación para modificar el baremo de interinos fue un paripé. Utilizan la política del miedo, pero nosotros no admitimos chantajes» Cristina Fernández Comíns Presidenta de la Asociación de Docentes Interinos

AZAHARA VILLACORTAGIJÓN.
Cristina Fernández Comíns, esta semana, en Gijón. ::                             PALOMA UCHA/
Cristina Fernández Comíns, esta semana, en Gijón. :: PALOMA UCHA

A sus 43 años, la gijonesa Cristina Fernández Comíns lleva seis como profesora interina de inglés en Secundaria. Y, desde hace dos, su destino es Cerredo, donde el curso pasado trabajaba a media jornada. «Perdí dinero, pero era eso o no trabajar», dispara. Esta docente comprometida y «culo inquieto», se puso al frente de la Asociación de Docentes Interinos de Asturias (ADIA) el pasado año, una organización que surgió cuando la consejera de Educación, Ana González, amenazó con dejar de pagarles el verano. Y ganaron la lucha gracias a su presión a los grupos políticos. De ahí surgió esta organización centrada en defender sus derechos al margen de los sindicatos. Porque, sostienen, «esta consejería tiene al interino en el punto de mira».

-¿Qué tal por las aulas del Suroccidente de Asturias?

-Estás bien porque los chavales son muy majos. Ahora bien: el cole se cae, en invierno te mueres de frío, con las nevadas ya ni te cuento. Yo ya me pegué dos tortas con el coche. El año pasado pedimos varias veces que cerrasen el colegio porque nevaba mucho y la situación estaba muy mal. No nos dejaron. Hasta que un día nevó un poquitín en Oviedo. Y las obras que han hecho se han hecho mal. Es otra batalla pendiente.

-Cuente.

-Un día apareció por allí un señor como de 'Manolo y Benito' y en cualquier momento se nos va a caer el tejado del colegio encima. Pero que la consejera sepa que vamos a pelear hasta el final porque ya está bien. Estamos muy cansados.

-La política presupuestaria de la consejería se puso en cuestión después de que EL COMERCIO informase de que en diciembre asignó a los colegios para obras en sus instalaciones 6,4 millones de euros.

-Todavía estamos esperando una explicación. Qué curioso que siempre fuesen asignaciones de 60.000 euros. Da igual que tuvieses que poner unas ventanas, arreglar la calefacción o cambiar las cortinas.

-Dice que le gustaría que alguien contase, de verdad, las condiciones en las que viven y trabajan muchos de ustedes. Adelante.

-Comparto piso con otros tres interinos. Los cuatro hacemos rondas de coches para no tener que pagar la gasolina siempre. Mi pareja, que también es interino, y yo hemos decidido no tener hijos porque resulta inviable. Pero la consejera llegó a decir que no nos quejásemos, que ella también tiene que desplazarse todos los días para ir a trabajar.

-¿Qué le parece el nuevo acuerdo para regular las listas de interinos?

-Estamos desolados. No queremos un gran sueldo ni nada raro. Queremos trabajar. Por eso te desesperas cuando ves que todo es pura política, que no hubo tal negociación, que fue un auténtico paripé.

Puñetazo en la mesa

-Ana González asegura que han sido semanas de cesiones.

-Tenía mucha prisa y, con el cuarto borrador, da el puñetazo en la mesa porque las centrales no firman. Amenaza con el 'decretazo', con imponerlo por resolución. Utiliza la política del miedo, pero nosotros no admitimos el chantaje. Ya me contarás qué tipo de negociación es esa.

-¿Cuál es el problema de fondo?

-El problema es que haya tal cantidad de interinos, que seamos uno de cada cuatro profesores asturianos. Y ese 25%, con este acuerdo, no va a bajar. No tiene nada que ver con el sistema de acceso, sino con que no se sacan plazas suficientes y hay un tapón. Pero, en lugar de eso, se nos están cambiando siempre las cartas con las que jugamos.

-Algunos le dirán que es falso que no salgan plazas: el Principado acaba de convocar oposiciones.

-Sí, con un puñado de plazas repartidas en tantas especialidades que llevaban siglos sin convocarse que hablamos de 3 o 4 puestos por cada una. Van a hacer un desbarajuste de las listas total. Y algo curioso es que la convocatoria se hizo antes de conocerse el baremo. O sea: estás estudiando sin saber a qué atenerte. Es inhumano: no puedes tener a la gente en ese sinvivir, desesperada.

-Parece el mundo al revés: interinos que no quieren plazas fijas.

-No queremos morirnos siendo interinos. A mí me encantaría sacar la plaza y olvidarme de toda esta angustia. El problema es que no es tan fácil porque no salen plazas. Ella está empeñada en convocar este año oposiciones a toda costa, pero la oferta es insuficiente. Se le dijo por activa y por pasiva que el 'efecto llamada' iba a ser brutal. Que hiciera oferta pública de empleo si quería, porque estamos frente a las elecciones europeas y al PSOE le viene bien sacar una OPE, pero que se ejecutaran en los tres años que había de margen. No hubo manera.

-¿Por qué se convocan entonces?

-Ni la menor idea. No sé qué intereses habrá detrás. Y nos estuvo mareando, porque empezó ya en septiembre a hablar de catorce plazas, pero sin decir las especialidades.

-Contra el 'efecto llamada', se beneficiará en el baremo a quienes hayan trabajado en Asturias.

-Esos tres puntos están dentro de un baremo de diez. Tú consigues los puntos por otra parte y te da igual haber trabajado en Asturias o en Holanda. Si me dijeses que son diez puntos de ese baremo más tres que le vas a dar a los interinos asturianos, bueno, vale. Pero no es así. Es una jugada de cara a la galería total.

-Y se garantiza el pago del verano.

-Esa cuestión no estaba en la negociación. La meten en un cajón de sastre para que digas: «Qué bonito es este acuerdo». El tema del verano es una cuestión que no atañe a las listas: atañe a la forma de contratación. Y, de hecho, había quedado solucionado de palabra. Ahora lo pone por escrito y es el 'caramelín' que les da a los sindicatos.

-Habrá quien se pregunte por qué tienen que cobrar julio y agosto.

-Julio es un mes operativo. Nos pueden llamar en cualquier momento, con lo cual queda agosto, que son las vacaciones. Y a todos los empleados que yo conozco les pagan las vacaciones. ¿Dónde está el problema? Me hace gracia este país en el que, en lugar de buscar la mejora colectiva, estamos a ver si podemos fastidiar al que está un poco mejor que nosotros. Somos los únicos cuestionables. Pero, ¿alguien sabe qué titulación tiene la gente de la concertada? ¿Y se meten con ellos? No. Nosotros somos los vagos.

-Firmaron FETE-UGT y ANPE. Luego tan malo no será el acuerdo.

-ANPE tiene un condicionante, que es que les viene muy bien que muchos de los cursos que ofrecen, que son los que les dan dinero, sigan teniendo una buena ponderación. En cuanto a FETE-UGT, a mí me dejó totalmente descuadrada y alucinada porque, del cuarto borrador que ellos se niegan a firmar al acuerdo definitivo, hay una diferencia pequeñísima. ¿Qué me estás diciendo? ¿Qué en un día había líneas rojas que no ibas a saltarte y de la noche a la mañana sí que firmas?

-Se equiparan la nota conseguida en la oposición y la experiencia.

-Estás ponderando, en realidad, mucho más la nota. Porque, aunque sea un 40/40, a la parte de la nota le estás dando un plus por aprobar el primer examen y otro plus por aprobar el segundo, con lo cual, al final, puede haber empates que se decidan por la calificación. Y digo yo que una persona que lleva 15 años trabajando tendrá una visión más clara de lo que está pasando en el aula. Es el único trabajo que conozco en el que la experiencia no es un plus.

-¿Quiénes serán los más perjudicados por el nuevo baremo?

-Está claro que hay una franja que va a sufrir bastante, que son los que tienen entre nueve y doce años de experiencia, según los cómputos que estamos haciendo. Porque, además, tendían el máximo de puntuación y ahora ya no lo van a tener. Y los que tengan menos de seis años también van a tener dificultades porque uno nuevo puede pasarles por delante sin muchos problemas.

Prepotente y soberbia

-Se percibe cierto desencanto con la titular de Educación.

-Cierto, no. Absoluto. No hemos visto nada igual que esta consejera de Educación jamás. Ríete tú de Riopedre o de Sastre. Es increíble. Es tanta inquina la que muestra contra nosotros que, cuando el asunto del verano, que se lo echaron para atrás en la Junta, podría haber dicho: «Qué alegría que no me veo obligada a hacerlo». No. Ella dijo que seguía estando en desacuerdo. ¿Pero qué le hicimos? No entendemos su actitud prepotente y su soberbia.

-Mientras continúan los recortes.

-Hace oídos sordos a todo. Ya le hemos dicho muchas veces: «Estáis aplicando lo mismo que criticáis. Hacéis los mismos recortes que Wert». Se están cargando la escuela pública, la equidad, y está obsesionada con presentar unas cuentas saneadas. Pues, si te tienes que salir un poco del déficit, que para eso se supone que eres progresista, te sales y no pasa nada. ¿O qué ocurre con las jubilaciones amortizadas, más de 2.000 plazas perdidas en 10 años? Y tienes a 19 directores de colegios de Gijón unidos para protestar porque está recortando las plantillas incluso antes de que acabe el periodo de matriculación, que era algo impensable. Esa es la realidad.