«Solo un 20% de las empresas asturianas estudian reclamar el 'céntimo sanitario'»

«La actividad industrial y la exportación están salvando el sector del transporte en Asturias» Javier Néstor Val Administrador y socio mayoritario de Lextransport

E. ARENASGIJÓN.
Javier Néstor Val, de Lextransport, con el libro que acaba de publicar. ::                             ÁLEX PIÑA/
Javier Néstor Val, de Lextransport, con el libro que acaba de publicar. :: ÁLEX PIÑA

Javier Néstor Val Fernández, ovetense de 44 años, economista, casado y con dos hijos, creó en 2006 la empresa Lextransport para el asesoramiento, gestión de expedientes administrativos y asistencia judicial en el sector del transporte por carretera. Desde entonces, la empresa, que tiene 60 empleados, inició una expansión por España, Francia y Portugal. Administrador de la empresa y socio mayoritario, Javier Néstor Val acaba de presentar su libro titulado 'El transporte por carretera: todo lo que debería saber y no se atreve a preguntar'.

-¿Por qué ha escrito un libro de consulta como este?

-Por la complejidad legislativa del sector. Se trata de una obra cercana y sencilla que da respuesta a todas esas dudas sobre el cumplimiento de la normativa. De las jornadas y seminarios que organizamos, la gente sale muy satisfecha, pero también observamos que surgen muchas dudas por lo complicado de la materia. La idea es responder a todas esas preguntas a través del libro, aprovechando la experiencia que tenemos en Lextransport.

-¿Qué dudas les plantean?

-Las consultas que nos hacen van desde el tiempo en que se puede estar al volante de un camión, a querer conocer los documentos que debe llevar el vehículo o preguntas sobre quién y cómo se debe acondicionar la carga en un vehículo. También hay dudas sobre cómo contratar un transporte o los efectos de la entrada de las nuevas tecnologías en el sector, con la obligación de la firma electrónica o los trámites a través de internet.

-¿Cómo les afectarán las nuevas tecnologías?

-La administración tiene proyectado hacer casi todas las gestiones de forma telemática. Estamos acostumbrados a acercarnos a la ventanilla y solucionar allí todos los problemas y eso va a cambiar porque hay un proceso de cambio que está ya en marcha. No están establecidos plazos rígidos, pero se espera que esta norma tenga pleno efecto a partir de 2016.

-¿Por qué tanta complejidad legislativa en este sector?

-Porque la materia que abarca es muy amplia y porque hay muchos aspectos que regular. Además de la ley de ordenación de los transportes terrestres hay muchas más ordenes ministeriales y reales decretos que regulan la actividad. Todo está en un lenguaje jurídico y hay que interpretarlo.

-¿Está demasiado regulado el sector del transporte?

-No. Es necesario que esté regulado porque en el transporte hablamos de viajeros, de personas, pero también de productos químicos, de productos perecederos, de alimentación, de animales vivos. Cada materia necesita su regulación. También trabajamos en un espacio común como Europa y se deben armonizar todas las materias.

-¿Se implantará finalmente la viñeta Europea?

-No me cabe duda. Está paralizada por dudas de Alemania y Francia pero va a ir adelante porque, al final, los impuestos directos a través del consumo de las carreteras son necesarios para quien utiliza las autopistas. Están dándole forma y estudiando su viabilidad para ver cómo lo pueden hacer. No quieren que ocurra lo del 'céntimo sanitario', que lo impusieron y después quedó impugnado.

-¿Se animan las empresas a reclamar el 'céntimo sanitario'?

-Las empresas están ahora a la expectativa de cómo pueden hacer la reclamación. Desde el Ministerio de Hacienda se están dando unas recomendaciones a las empresas para hacer las reclamaciones y no resulta fácil porque estamos hablando de una documentación de muchos años. Es un proceso largo que se ha facilitado, pero lo lógico es buscar una compensación definitiva para devolver esas cantidades porque estamos hablando de mucho dinero. Lo que nosotros vemos es que a día de hoy las empresas que están tramitando estas reclamaciones no llegan al 20% de las afectadas. Esta inyección económica sería muy buena para las empresas en un momento como el actual.

-¿Goza de buena salud el transporte?

-Las empresas que están trabajando ahora sí tienen salud, aunque hablar de buena salud ya es otra cosa. Las empresas que han sobrevivido a esta crisis han hecho esfuerzos para tener buenos vehículos, buena formación y se están adaptando a las nuevas tecnologías. Es decir, tenemos unas empresas competitivas. Las compañías que tenemos en Asturias son empresas que sí están, de momento, aguantando toda esta presión y el futuro dirá si logran buena salud.

-¿Cómo afecta el transporte en la economía asturiana?

-El transporte por carretera es el factor de referencia de la recuperación económica de un país. En Asturias, el problema es la obra pública, que todo el mundo sabe cómo está y ahora la solución está en las grandes empresas que cada vez exportan más. En esta región hubo una criba muy importante de empresas y ahora la actividad industrial y la exportación están salvando el sector.