Un barrio con décadas de convivencia entre 'payos' y gitanos

La convivencia entre gitanos y no gitanos en La Luz ha sido algo habitual desde los propios orígenes del barrio. Durante décadas, la relación entre 'payos' y sus convecinos gitanos ha estado dentro de la normalidad, si bien es cierto que durante décadas la mayoría de la población gitana se concentraba en el poblado de chabolas -llegaron a construirse cerca de medio millar-, que desapareció a lo largo de la década de 1990 con el plan de erradicación del chabolismo puesto en marcha desde el Ayuntamiento. Desde entonces, las relaciones de vecindad en el barrio se han mantenido dentro de la normalidad con independencia del origen o el grupo étnico al que pertenecieran las familias, según han destacado en reiteradas ocasiones desde la propia asociación de vecinos. Por tal motivo, desde el colectivo ya recalcaban en meses pasados que el problema no era tanto de convivencia entre 'payos' y gitanos, como entre vecinos que no se amoldan a las normas de convivencia que rigen para el resto.