Pedro Sánchez Lazo abre la espita de la batalla por el Rectorado

Organiza un debate sobre el futuro de la Universidad en el que participarán los exrectores Vázquez, López-Arranz y Vallaure

A. VILLACORTAOVIEDO.
Pedro Sánchez Lazo abre la espita de la batalla por el Rectorado

En 2008, decidió apearse de la carrera hacia el Rectorado de la Universidad de Oviedo, pero, en esta ocasión, el constante aspirante, Pedro Sánchez Lazo, está dispuesto a dar la batalla para liderar la institución académica asturiana con todas sus armas. Y, con ese objetivo, «a casi dos años de la cita electoral», abrirá mañana la espita de la lucha por suceder a Vicente Gotor.

La primera iniciativa de lo que ha dado en llamar 'Espacio UNIverso', -«porque es necesario abrir un debate en todos los ámbitos», explicó ayer a EL COMERCIO- será un debate en el que estará arropado por los exrectores Juan Vázquez, Juan López-Arranz y Alberto Marcos Vallaure, y que ha llamado 'Presente y futuro de la Universidad de Oviedo'. «Gotor fue invitado, pero estará de viaje», apostilló.

No en vano, Sánchez Lazo, director del Departamento de Bioquímica y Biología Molecular, fue vicerrector de Investigación con Juan Vázquez y hace meses que comenzó a tantear el terreno de los apoyos probables entre las filas de la oposición al actual rector.

Y como miembro del grupo de críticos conocido intramuros como 'vallaurismo' -es decir, el mismo que el de Paz de Andrés, bien conocida como azote de Gotor- y defensor del proyecto en que se embarcó también hace ocho años Santos González, ya mostró sus credenciales el pasado mes de diciembre en el Claustro universitario.

Los caprichos de la Excelencia

En aquella ocasión, no dudó en afirmar que los fondos del Campus de Excelencia Internacional -el exclusivo sello de calidad que finalmente se convirtió en una suerte de café para todos- «han servido esencialmente para crear una superestructura administrativa y poco más, y se han usado, por decirlo con suavidad, caprichosamente».

A Gotor le pidió «liderazgo» para motivar al profesorado y para diseñar «el modelo de Universidad que queremos». «Es necesario pensar hacia dónde queremos ir», volvió a subrayar ayer, en aspectos tan sensibles como «la relación con las empresas o la financiación de la investigación».