Las asociaciones de padres de Cangas y Luarca, en pie de guerra con Educación

La comunidad educativa canguesa convoca una manifestación el jueves «para que el IES se quede como está» y ha remitido un escrito a la consejería

LIDIA ÁLVAREZCANGAS DEL NARCEA.

La Asociación de Madres y Padres de Alumnos (AMPA) del IES de Cangas del Narcea celebró ayer una reunión en la que se decidieron nuevas medidas de presión para evitar que el centro ceda uno de sus edificios al colegio de Obanca, lo que supondría «por ejemplo, la pérdida de espacios que hoy ocupan aulas específicas» y, en consecuencia, una merma en la calidad educativa, según el presidente de la AMPA, José García.

En el acto de ayer, al que estaba convocada toda la comunidad educativa del concejo y al que asistieron el alcalde, el popular José Luis Fontaniella, y representantes de otras formaciones políticas, como PSOE y UPyD, se acordó «por unanimidad», insistir a la Consejería de Educación para que reconsidere la decisión.

Son conscientes de que el colegio de Obanca necesita una solución, pero creen que no puede pasar por reubicar a los alumnos en su antiguo edificio, hoy ocupado por el IES. Según el presidente de la AMPA, «todos estuvieron de acuerdo en que la mejor opción es que se habilite el edificio de la Escuela Hogar».

Ayer se redactó un escrito que se enviará a la consejería y se convocó una manifestación para el jueves que saldrá a las 19 horas del IES y terminará en el Ayuntamiento.

El asunto, que ha llevado a la dimisión en bloque del equipo directivo del IES, fue tratado en una reunión entre la consejería y los sindicatos la semana pasada. Educación aseguró que se «garantizarán suficientes aulas ordinarias y específicas para el alumnado de secundaria y el de la Escuela Oficial de Idiomas», señaló el vicepresidente del sindicato ANPE, José Rubio.

La consejería tampoco se plantea reubicar la Escuela de Idiomas en las instalaciones que deja libres el colegio de Obanca, «ya que no reúnen las condiciones adecuadas para la práctica docente y necesitan una profunda remodelación o un derribo completo y nueva construcción».

Recuperar una unidad

También continúa su lucha la comunidad educativa del colegio José García Fernández de Luarca, que exige la devolución de la unidad de infantil que fue suprimida el curso pasado. Aseguran que la consejera, Ana González, «se comprometió» a devolverla si había suficiente demanda. Y para el próximo curso, se han presentado 28 nuevas solicitudes en infantil. Ahora, la consejería responde que sólo se puede admitir a 15 alumnos. La directora, Marcelina Menéndez, subrayó que entienden «perfectamente que no se subvencionen aulas en la concertada que no están llenas, pero no cuando hay demanda».

Puntualizó que supone «400 euros al mes y que no tendrían que preocuparse de nada más, ni calefacción, ni luz, ni más gastos». El jueves celebraron una concentración y ya están planeando llevar a sus reivindicaciones a Oviedo -según se acordó en la reunión mantenida el viernes, aunque está pendiente de fijarse una fecha- y están recogiendo firmas.

El PP ha presentado una pregunta urgente en la Junta General sobre este asunto y los populares locales presentarán una moción en el Pleno de Valdés.