Un alumno de un instituto de Gijón intenta agredir al director en su despacho

El incidente, en el que según la comunidad escolar se empleó un arma blanca, obligó a intervenir a la Policía

O. SUÁREZGIJÓN.

Agentes de Policía intervinieron en la mañana de ayer en el Instituto de Enseñanza Secundaria de Emilio Alarcos, en el barrio de Moreda, después de que supuestamente un alumno amenazase gravemente al director del centro educativo en su propio despacho. Estudiantes y padres aseguraron a este periódico que el presunto agresor, que cursa 2º de ESO, había intentado atacar al director con un arma blanca que llevaba oculta entre sus ropas, si bien no había llegado a provocarle herida alguna.

Sin embargo, el alcance de las amenazas obligó a alertar a las fuerzas de seguridad. Dos patrullas policiales se personaron en apenas unos minutos en el centro, dado que la Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía se ubica a escasa distancia. Pese a que la víctima eludió presentar denuncia por lo ocurrido, desde la Policía han puesto los hechos en conocimiento de la Fiscalía de Menores.

Puestos en contacto con los responsables del instituto, éstos restaron importancia a la amenaza y aseguraron que «se trató únicamente de un encontronazo por parte de un alumno, que acabó pidiendo perdón por lo que había hecho. Se avisó a los tutores y se dio por concluido el asunto».

No obstante, padres y madres de alumnos exigen que se tomen medidas y «se informe puntualmente de lo que ocurre en horario lectivo y no se intente tapar como parece ser el caso». El motivo, según su versión, «es que les pidieron a los alumnos que no trascendiese lo que había pasado».