Santa Rita llena las calles de rosas

Llanes y Arriondas celebran importantes festejos en honor a la santa de Casia

GUILLERMO FERNÁNDEZLLANES.
Cerca de medio millar de personas participaron en la procesión de Santa Rita por las calles del casco histórico de la villa de Llanes. ::                             G. F. B./
Cerca de medio millar de personas participaron en la procesión de Santa Rita por las calles del casco histórico de la villa de Llanes. :: G. F. B.

Ayer, 22 de mayo, se homenajeó a Santa Rita en una de las fiestas religiosas que mayor fervor despierta en Llanes. El culto lo trajeron a la villa los padres agustinos, a finales del siglo XIX, cuando se hicieron cargo de la gestión del colegio de La Encarnación, en el edificio que hoy ocupa el hotel Don Paco, y desde entonces ha ido ganando enteros por su transmisión de unas generaciones a otras. Y lo mismo sucedía en Arriondas, capital del concejo de Parres de la que la santa de Casia es patrona.

Los devotos que ayer abarrotaban las tres naves de la basílica de Llanes, en su mayoría mujeres, valoraban que Santa Rita fue «una mujer del siglo XIV que por su sencillez, entrega y testimonio continúa arrastrando a mucha gente». También comentaban que fue «una mujer que supo transmitir los valores de misericordia, sencillez y limpieza de corazón». Y en su homilía, Florentino Hoyos, párroco de Llanes, explicó cuáles eran las «dos lecciones que la santa nos transmite: ser pacientes y tener confianza». Hoyos significó que Santa Rita ofreció «un ejemplo admirable de entrega y santidad» y calificó la jornada como «un día de alegría y fiesta porque honramos a una persona que se tomó muy en serio su fe y amor a Dios».

Junto con Florentino Hoyos concelebraron la solemne eucaristía los sacerdotes Rodobaldo Ruisánchez y José Antonio San Emetrio, mientras que el coro parroquial, bajo la batuta de Luis Díaz García, anterior párroco de Llanes, contribuía en el apartado musical y vocal.

Al término de la misa se formó una interminable procesión que recorrió las principales calles y plazas del casco histórico llanisco. Abría el cortejo el estandarte de la cofradía de la santa, trasladado por el entusiasta Guillermo Sordo, y de sujetar las borlas se ocupaban Carmina Pernía, llegada desde Buelna, y Ana María Cuesta, procedente de Torrelavega. Pernía recordaba que llevaba «más de 60 años viniendo a Llanes por Santa Rita».

Tras el estandarte se presentaban las andas con la imagen de Santa Rita sobre un manto de rosas rojas y tallos repletos de espinas. De oficiar como voluntarios costaleros en los varales se encargaron los lugareños Daniel Torre, Álvaro Otero, Joseba Cabo y Agustín Martín. Los tres sacerdotes, el coro parroquial y un incalculable número de fieles cerraban la comitiva.

En Arriondas se recordó ayer a Santa Rita con una misa en la iglesia parroquial, seguida de una procesión por el interior del templo ante el temor a las inclemencia meteorológicas. El programa festivo en Arriondas es muy amplio en matices profanos y se alarga hasta el próximo domingo. Esta noche habrá verbena y mañana, a lo largo de toda la jornada, se jugará la fase final de la Liga del Oriente de Voleibol. A partir de las 20.30 horas se producirá el XIII Encuentro Coral a la Vera del Sella. A primeras horas de la noche se celebrará una verbena y en el transcurso de la misma se elegirá a la reina y las damas de La Peruyal 2014. Y el domingo tendrá lugar la III Comida en la Calle y el Descenso del Piloña.