El colegio de Las Campas urge la ampliación ante la falta de espacio para el próximo curso

La dirección explica que necesita, al menos, dos aulas y Educación baraja construir módulos de manera provisional

CAROLINA GARCÍAOVIEDO.
El colegio de Las Campas urge la ampliación ante la falta de espacio para el próximo curso

A punto de echar el cierre a otro año académico, los colegios de la ciudad apuran el último mes para dejar todo más o menos encaminado de cara a septiembre. En Las Campas miran con preocupación hacia ese futuro inmediato. En el colegio Juan Rodríguez Muñiz acaban de ganar una unidad de Educación Infantil (han recibido 71 solicitudes de niños de tres años) y con las nuevas matrículas previstas para el curso 2014/2015 no tienen espacio donde ubicar a los alumnos. Necesitan, al menos, dos aulas más (actualmente cuentan con 18). El problema no ha sido de un día para otro. Tanto desde la dirección del centro como desde los sindicatos vienen reclamando a Educación la necesidad de ampliar el centro. «Este año estamos justos, pero con las nuevas matrículas el próximo ya no tenemos espacio. El crecimiento año a año es muy elevado y solo hablamos de las solicitudes de la zona, de niños a los que les corresponde este colegio», explica el director del centro, Antonio Javier Morán.

Desde el Principado, cuenta Morán, se habían comprometido a poner en marcha las obras durante este curso, licitarlas y tenerlas muy avanzadas en verano y en pleno funcionamiento en septiembre. La única información que tienen, a falta de un mes para finalizar el curso, es que «el equipo de obras está pendiente de que acaben de adecuar los espacios para la admisión de los alumnos». Espacios que pasan por construir módulos provisionales hasta el inicio de los trabajos definitivos, o adecuar huecos del propio centro donde albergar las aulas.

De la ampliación no tienen más noticias de las que tenían en abril. «Nos comentaron que las estaban preparando para salir a licitación. Como son plazos administrativos desconozco cuánto tiempo puede llevar». Así que tal y como están las cosas, el equipo directivo considera que deben acelerar la fase de adecuación de espacios porque, de no hacerlo, «nos encontraríamos con el problema en pleno curso».

Las cuentas del colegio están claras. «Sale un grupo de sexto y entran tres nuevos de tres años», explica la jefa de estudios. Pero además, aunque contar con dos aulas pondría fin al problema en septiembre, será solo un parche ya que, en realidad, el centro necesitaría una ampliación mayor. Y es que, por ejemplo, explican que hay dos grupos de cuarto con 27 alumnos por clase que habría que distribuir en tres. De ahí que el director insista en que necesitan más de dos espacios. Además, pide recuperar otros como «el aula de informática o la sala de profesores».

Y si la preocupación es para la dirección, también lo es para los padres pendientes de conocer la decisión de Educación.

Lo que ocurre en Las Campas no es exclusivo de esa zona de la ciudad. El crecimiento de los barrios no siempre mantiene el ritmo de sus equipamientos. De hecho, se puede extrapolar a centros de La Corredoria, Colloto o San Claudio. Lo explican desde el sindicato de CC OO. Su responsable de la sección Política Educativa, Luis Fernández León, insiste en la construcción del aulario de Primaria en el colegio Carmen Ruiz-Tilve. «No es de recibo que no hayan iniciado las obras».

Saturación en Colloto

Al mismo tiempo que se anunciaba la tercera unidad de Infantil para el colegio Juan Rodríguez Muñiz, se conocía una segunda para el colegio de San Claudio. Aunque desde el sindicato el anuncio supone un paso hacia adelante, aún quedan ampliaciones pendientes.

Dicen no tener noticias de la ampliación de tres aulas para el CP de Colloto. Solo en este centro, según los datos de CC OO, hay 70 estudiantes más ahora que hace cinco años.