Los titanes del futuro

Cinco niños de entre nueve y once años dan una clase de técnica durante su participación en el Trofeo de la Escuela Astur de Halterofilia

Jorge Nuño, del club Haltergedo, de Gijón./Damián Arienza
Jorge Nuño, del club Haltergedo, de Gijón. / Damián Arienza
Dani Busto
DANI BUSTOGijón

Hombres robustos y mujeres fornidas prestan atención a lo que sucede sobre la tarima. En el centro, una joven, de no más de once años, realiza una exhibición de técnica de levantamiento de peso. Veinte kilos en todo lo alto. Aplausos y palabras de elogio. Esta fue tan solo una de las actividades realizadas el pasado sábado, durante la disputa del III Trofeo de la Escuela Astur de Halterofilia, organizada en el Palacio de Deportes de Gijón, que contó con la participación de 47 levantadores, cinco de ellos niños y niñas de entre nueve y once años.

Los jóvenes tuvieron en este evento buena parte de protagonismo ya que fueron, por un día, los profesores de los adultos que también participaron en el torneo. «Los niños dan una clase de cómo se tiene que ejecutar un levantamiento, porque ellos llevan otro tipo de aprendizaje y lo absorben más rápido que los adultos», explica Víctor Rodríguez, presidente de la Escuela Astur de Halterofilia, entidad organizadora del trofeo. «Tengo levantadores adultos que llevan menos de un año practicando este deporte y su técnica no es muy buena», asegura el presidente.

El nivel de la halterofilia en Asturias ha vivido un importante impulso en los últimos años. Como referente se encuentra OlgaFernández (Leónidas), que se alzó con la victoria en la categoría femenina. La levantadora ovetense es además la vigente campeona de Europa en la categoría sub 23 de hasta 48 kilos, en la modalidad de dos tiempos. Actualmente, siguen ya sus pasos algunas jóvenes promesas entre las que se encuentran, por citar algunos nombres, Jeray Fernández, Jorge Nuño, Aroa Anca, Mario Rodríguez y Mairena Zarza.

De izquierda a derecha, Jeray Fernández, Jorge Nuño, Aroa Anca, Mario Rodríguez y Mairena Zarza Prendes.
De izquierda a derecha, Jeray Fernández, Jorge Nuño, Aroa Anca, Mario Rodríguez y Mairena Zarza Prendes. / Escuela Astur

En este torneo participaron seis clubes: los gijoneses Escuela Astur, Grupo Covadonga y Haltergedo; el ovetense Leónidas, el Asturias Weightlifting corverano, y el Siderópolis de Madrid. Destacó la alta participación de mujeres –diecinueve frente a 23 hombres–, datos que reflejan que la halterofilia está viviendo un cambio de tendencias. Gracias, en parte, al impulso y la popularidad que la atleta de Ponferrada Lydia Valentín –oro olímpico, campeona del mundo y cuatro veces campeona de Europa– está dando a esta disciplina. Son cada vez más las mujeres que se atreven a dar un paso al frente en la halterofilia.

Y también los niños llegan con fuerza, ya que son capaces de levantar casi su propio peso corporal. Aunque para eso es necesaria una buena técnica. En el camino están.

Síguenos en: