El Jardín, un adiós entre 3.000 amigos

La emblemática sala echó el cierre con las notas de 'The show must go on', de Queen, en homenaje «al carácter luchador» de sus fundadores | La última noche de fiesta de la discoteca repasó la música de cuatro décadas

Ambiente en la discoteca en la noche de la despedida, con un grupo de mujeres ataviadas con sudaderas del musical 'Grease'. / DAMIÁN ARIENZA
Ambiente en la discoteca en la noche de la despedida, con un grupo de mujeres ataviadas con sudaderas del musical 'Grease'. / DAMIÁN ARIENZA
I. VILLAR / M. MORO

'Gracias y hasta siempre'. Fue el lema con el que El Jardín recibió a los asistentes a su última gran noche, después de sesenta años haciendo bailar a varias generaciones de gijoneses. La emblemática discoteca de Somió echó este fin de semana el cierre de manera definitiva y lo hizo a lo grande, con una doble cita en la que participaron más de 3.000 personas. La tarde del sábado estuvo dedicada a un guateque con música de los años 60 y 70 que incluyó actuaciones en directo en la terraza exterior. Y a medianoche llegó la última gran verbena, que se prolongó hasta las siete y media de la mañana de ayer con grandes éxitos de los 80 y los 90. Sonaron Technotronic, Radio Futura, Mecano, Seguridad Social, Modern Talking, Madonna, Dire Straits, Chimo Bayo, OBK... Hora a hora, de sala a sala, se pasaba del pop rock español e internacional al house, el dance y el bakalao. Del 'Bandido' de Azúcar Moreno al 'Enola Gay' de OMD.

Era la noche del adiós, pero sobre todo era una cita con la nostalgia. No solo por la música, sino por el propio reencuentro de muchos de los asistentes con el propio local. Fue el caso de César Pérez, quien reconocía que «hacía 35 años que no pisaba El Jardín». Varios optaron por la despedida en pandilla, como un grupo de antiguos compañeros de la Universidad Laboral, de la promoción del 75, que recordaban cómo en su época de estudiantes «veníamos por las tardes cuando acabábamos de estudiar» y destacaban que en la discoteca «se ligaba mucho». Los organizadores, con César Arango a la cabeza, pusieron su parte para ayudar a los asistentes a revivir emociones, llenando las paredes de fotografías históricas del local y mostrando también en las pantallas imágenes de cuando quienes ayer bailaban al ritmo de viejos éxitos tenían unos cuantos años menos.

Históricos disc-jockeys

Los encargados de pinchar la música fueron históricos como Alberto Palacios, David Dee -disc-jockey de El Jardín en los 90-, Juanlu -del grupo 'Regreso a los 80'- y Jorge Sánchez 'G.I.L.L.U.'. También se puso a los platos Floro, el relaciones públicas más popular del local. Las dos salas de la discoteca cerraron prácticamente a la vez. En El Jardín 2, más centrada en la música electrónica, 'G.I.L.L.U.' despidió la noche con 'MZ', de Sascha Funke. En la otra sala se buscó un tema con mensaje, 'The show must go on', de Queen, que Juanlu hizo sonar sin poder reprimir las lágrimas al final. Fue el propio Fernando García-Rendueles, uno de los actuales propietarios, quien eligió esta canción «en honor del carácter luchador» de su padre Corsino y su tío Fernando, fundadores de la discoteca ya fallecidos. «De las miles de canciones que han sonado aquí, podíamos haber elegido muchas. Como los míticos cierres con el himno del Sporting o el 'Asturias' de Víctor Manuel. Pero quisimos despedirnos con esa, porque para ellos la fiesta debía estar por encima de todo. Toda la vida nos transmitieron que pasara lo que pasara, aunque marchase la luz o se inundara el local, el show debía continuar siempre».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos