https://static.elcomercio.es/www/menu/img/asturias-carnaval-desktop.jpg

Repaso al antroxu en imágenes

Ana Hevia asistió a la inauguración de la exposición de fotografías en Llaranes.
Ana Hevia asistió a la inauguración de la exposición de fotografías en Llaranes. / MARIETA

La Cofradía de la Sardina Arenque expone los últimos 30 años de carnaval en Avilés

S. GONZÁLEZ AVILÉS.

El antroxu de Avilés está ligado con un lazo inquebrantable a la Cofradía de la Sardina Arenque de Llaranes y por extensión con el barrio. Su unión ha quedado plasmada en una colección de imágenes que desde ayer se pueden ver en el Centro Sociocultural de Llaranes y que estará abierta a las visitas hasta el 14 de febrero. «Se trata de un repaso al Carnaval avilesino visto desde Llaranes», explicaba ayer el presidente de la Cofradía, José Ángel del Río, encargado de presentar la muestra a los asistentes.

Hace treinta años que los miembros de la Cofradía de la Sardina Arenque eran elegidos como Reyes del Goxu y la Faba, un momento especial para la entidad que ha quedado reflejado en las fotografías que se pueden ver en la sala del centro pero no el más importante. «Todos los carnavales han sido positivos pero yo me quedo con el primero. Cuando empezamos era de verdad espíritu carnavalesco. Éramos pioneros en la promoción de la fiesta, teníamos que hacer ver a la gente que no era pecado y que no te detenían si te disfrazabas», explicaba ayer Del Río.

Más Antroxu

Desde entonces su tarea ha estado encaminada a que no se perdiera el espíritu del antroxu y a llenar la ciudad de eventos. «Hubo años en los que la mitad de la programación la hacíamos nosotros», recuerda el presidente de la Cofradía, que pese a llevar tres décadas a sus espaldas sigue con la misma vitalidad de entonces. «Ahora tenemos miembros que son jóvenes pero que en su día fueron los primeros niños en unirse a nosotros. Un ejemplo es Ramoné, a él lo llevábamos en carricoche con apenas un año y ahí sigue», comenta del Río.

En las imágenes que se pueden ver estos días en Llaranes hay momentos de risas, de actividad, de disfraces y sobre todo de fiesta. También cuentan con ejemplares de la revista que desde hace treinta años editan en la Cofradía de la Sardina Arenque. «Nació en 1988 y siempre ha sido una revista seria del Carnaval, que tiene una idea didáctica. Este año recuerda nuestro reinado en el antroxu pero en sus números se han difundido los diferentes carnavales del mundo, así hicimos ver a la gente que esta fiesta no era local, sino que es internacional», explica el presidente de la cofradía.

Aunque la muestra hace referencia a las tres últimas décadas cuenta con alguna fotografía anterior a esa fecha. «Recogemos también el carnaval del 85 para dar una visión amplia de la fiesta. El que quiera saber algo del antroxu que se acerque a la exposición y tendrá toda la documentación que necesita, recalcó José Ángel del Río, que echa la mirada atrás y se acuerda de cuando la fiesta consistía en «perseguir a la foquina por todos los chigres. Cada uno se disfrazaba de lo que quería, la mayor parte con sábanas blancas para que no se supiera quienes eran. No se necesitaba más solo disfrutar del espíritu del carnaval».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos