Los jabalís campan a sus anchas por la zona sur

Los jabalís han destrozado terrenos y huertos de varios vecinos de la zona. / LVA
Los jabalís han destrozado terrenos y huertos de varios vecinos de la zona. / LVA

«Ya no sabemos que hacer para frenar esto, no podemos arreglar algo hoy y que mañana vuelvan a acabar con ello» Vecinos de El Forcón y La Curtia se quejan de los destrozos que causan los animales desde hace dos meses en sus terrenos

SHEYLA GONZÁLEZ

Los jabalís traen de cabeza a los vecinos de El Forcón y La Curtia. Ambas localidades de la zona sur de Castrillón llevan sufriendo las consecuencias de sus ataques desde hace algo más de dos meses. Esto ha generado muchas quejas entre los afectados y que han sido recogidas por la Asociación de Vecinos La Llosa.

Los animales campan a sus anchas por las poblaciones, en las que las edificaciones son unifamiliares y con terrenos y huertas anexos. Han destrozado fincas y las incipientes cosechas de varios de los vecinos de la zona. «Ya no sabemos que hacer para frenar esto porque estamos indefensos. El que tenga competencias en esto debería ponerle solución porque es un problema constante», insisten desde la asociación. Durante las noches los jabalís bajan a El Forcón y La Curtia y se adentran en las zonas verdes, que quedan llenas de agujeros y con los tendidos y plantas rotos.

«No podemos arreglar las cosas hoy y que mañana vuelvan a acabar con ello. Es una constante», lamentan desde la Asociación de Vecinos. El jabalí se ha acercado cada vez más a las zonas habitadas como esta, aunque sus incursiones también se dan en muchas de las zonas urbanas de Castrillón como Salinas o La Vegona, entre otras. «Los afectados vienen a la asociación a quejarse pero nosotros no podemos ayudarles ni hacer nada más que denunciarlo», recalcan a la vez que señalan que El Forcón y La Curtia es una zona de seguridad por lo que «los cazadores no pueden entrar en ella, pero alguna solución tiene que haber».

La problemática generada por la presencia de jabalís en los entornos urbanos ha llegado y amenaza con quedarse. Hace unos meses la Consejería de Medio Ambiente incluyó el concejo de Avilés dentro de sus planes para abordar medidas a corto y medio plazo.