Garci vuelve a empezar de cero

Dos de los fotogramas de la nueva cinta de José Luis Garci, con Carlos Santos y Cayetana Guillén Cuervo en el reparto. / E. C.
Dos de los fotogramas de la nueva cinta de José Luis Garci, con Carlos Santos y Cayetana Guillén Cuervo en el reparto. / E. C.

El realizador presenta el tráiler de su próxima cinta, que se estrena el 4 de octubre | Carlos Santos tomará el relevo de Alfredo Landa en la precuela de 'El crack', con la que el director cierra la trilogía

A. VILLACORTAGIJÓN.

«Cuando le preguntas a alguien por un muerto, lo importante no es lo que te diga, sino lo que no te diga». Esa es una de las frases lapidarias que suelta el investigador Germán Areta en 'El crack 0', la nueva película de José Luis Garci, que llega a la gran pantalla el próximo 4 de octubre y de la que ayer ya pudimos ver un adelanto, porque el realizador presentó el tráiler oficial de la cinta con la que cierra la trilogía que comenzó hace nada más y nada menos que 38 años.

Rodada en blanco y negro para retratar en todo su esplendor un Madrid de los 70 que quiere vivir en technicolor, en esta ocasión será Carlos Santos (el Povedilla de 'Los hombres de Paco') el encargado de suceder al inolvidable Alfredo Landa y de meterse en los zapatos del curtido detective, icono del cine negro nacional por 'El crack' y su secuela. Y, a decir de Garci, el actor «tiene el magnetismo que tenía Landa», que es mucho decir. Un reparto en el que también figuran nombres de sobra conocidos como Miguel Ángel Muñoz, Macarena Gómez o Cayetana Guillén Cuervo.

Pero, como no se podía imaginar el futuro de Areta sin Alfredo Landa, Garci se inventó un nuevo pasado y escribió 'El crack 0', el capítulo anterior a la estrenada en 1981, con lo que el detective de la precuela es algo más joven y acaba de colgar el uniforme de Policía para convertirse en investigador privado.

La trama discurre en torno a un suicidio que no será tan fácil de resolver como parecía

Estamos en la Navidad de 1975. Franco acaba de morir y en una Gran Vía atestada de coches los maleantes de medio pelo fuman en callejones. Una capital donde los artífices de la Transición empiezan a mover sus hilos y que se verá sacudida por un suicidio que no resultará tan simple de resolver como parecía.

Suele contar Garci que, cuando Landa pasaba sus últimas horas en el hospital, en 2013, soñaban con rodar una nueva entrega de 'El crack', «aunque fuera en silla de ruedas». Y que, cuando el cineasta estaba listo para vivir la jubilación con júbilo, se encontró a su viuda, Mayte, y ella le desarmó con un: «Sería bonito que hicieras lo de 'El crack'. A Alfredo le habría gustado». Así que lo dejó todo para volver a empezar con un presupuesto modesto, apenas seis semanas de rodaje y sin algunos de sus grandes colaboradores como el luarqués Gil Parrondo, fallecido en 2016. Lo dicho: un crack.