El plan industrial del comprador es «serio», asegura el comité avilesino

Gómez de la Uz y Cuartas con otros representantes sindicales antes de iniciar la reunión en Madrid. / IÑAKI MARTÍNEZ
Gómez de la Uz y Cuartas con otros representantes sindicales antes de iniciar la reunión en Madrid. / IÑAKI MARTÍNEZ

Explica que el proyecto es parecido al que planteaba Quantum, pero con la posibilidad de seguir produciendo aluminio primario

LAURA CASTROGIJÓN.

Con la mayoría de dudas resueltas. Así salieron ayer los representantes de los trabajadores de Alcoa en Avilés y La Coruña tras la reunión con Parter y Alcoa en Madrid, que comenzó a las 11 de la mañana y se alargó hasta última hora de la tarde.

«Lo que sacamos en claro es que está mucho más planificado lo que quieren hacer», explicó José Manuel Gómez de la Uz (CC OO), presidente del comité de empresa de la factoría avilesina al término del encuentro. «Es un proyecto bastante parecido al que tenía Quantum, basado en la fundición, pero sin olvidar las series de electrolisis», añadió.

Se trata de un proyecto «serio», a juicio de Alberto Grijalbo (USO), secretario del comité avilesino, quien indicó que la reunión había sido «más positiva que otras» ya que habían aclarado las dudas respecto al plan industrial. Parter prevé que la fundición de aluminio sea una de las actividades con más futuro en Europa y por eso planea centrarse en ella. «Consideran que es un buen negocio y que tendrá un buen margen de beneficio», añadió Grijalbo.

No obstante, los representantes de los trabajadores aseguraron que aún queda mucho por hacer para garantizar el futuro de las plantas. Ahora, «el foco vuelve a centrarse en el Gobierno que debe aprobar cuanto antes el estatuto y garantizar un precio de la energía estable y competitivo», puntualizó Daniel Cuartas (UGT), vicepresidente del comité avilesino.

El enfado de los representantes de los trabajadores con el Ejecutivo central quedó patente en la manifestación del pasado lunes por el Paseo de la Castellana y en la posterior concentración frente al Ministerio de Industria. Y ayer volvieron a cargar contra el Gobierno, especialmente contra los ministerios de Industria y para la Transición Ecológica. «Llevamos tantos años luchando por los precios eléctricos y no hemos conseguido nada. Desconfiamos totalmente de la promesa del Gobierno», espetó Gómez de la Uz. Explicó que es «muy complicado» que tengan un mecanismo que rebaje la tarifa eléctrica hasta que pueda quedar por debajo de los 40 euros megavatio y responsabilizó al Gobierno de lo que suceda con la plantilla de Alcoa en el futuro. «Parter tiene un proyecto definido, pero nos falta la pata de las electrolisis porque con su proyecto no garantizamos el 100% de la plantilla», zanjó el presidente del comité avilesino.