https://static.elcomercio.es/www/menu/img/gastronomia-desktop.jpg

Nueva era para la cerveza de autor asturiana

Nueva era para la cerveza de autor asturiana

Más fábricas, profesionales más preparados y mayor variedad son las señas de identidad del sector actual

Jessica M. Puga
JESSICA M. PUGAGijón

Que hay una más que notable cultura cervecera en España nadie lo pone en duda. Se beben en nuestro país casi cuatro mil millones de litros de cerveza al año, el doble que en República Checa, donde ostentan el récord de afición per cápita al consumir sus ciudadanos una media de 143 litros anuales. Se bebe cerveza en España al mismo nivel de Polonia, aunque mucha menos que en Rusia, Alemania, Estados Unidos y Japón. Cada español ingiere al año unos 84 litros de este líquido, frente a los 106 de Austria, los 98 de Irlanda y los 94 de Rumanía.

Este alentador panorama contribuye a que el número de fábricas de cerveza con sede en suelo asturiano se haya multiplicado por dos en solo tres años. A día de hoy, hay 20 productores con instalaciones propias repartidos por toda la región: Caleya (La Felguera), Cotoya (Lugones), Scone (Gijón), Vagamar (Luarca), Deva (Tineo), Cantábrico (Ribadesella), Ordum (Borines), Naviega (Nava), Berrea (Villaviciosa), Taranis (El Berrón), La Xana del Molín del Nora (Noreña), Montera (Morcín), Asturias (Riaño), Asgaya (Grado), Pagana (Castrillón), Pepinum (Olloniego) y Dai, la cual en las próximas semanas acabará de asentar su nueva fábrica en La Rozona (Corvera) y retomará la producción. Otras dos, Bayura y Laurea, siguen inscritas en el registro sanitario aun sin contacto. Hay una fábrica más, localizada en Somiedo, que está próxima a abrir sus puertas.

Abel Miranda | Señor Lúpulo (Gijón)
Abel Miranda | Señor Lúpulo (Gijón) / ARNALDO GARCÍA

- Por y para la cerveza

Es un despacho de cervezas ubicado en el número 5 de la calle San Antonio. Cuenta con más de 350 referencias en botella repartidas en decenas de estanterías y con siete grifos rotativos. No solo tiene cervezas asturianas, sino de medio mundo. El propio Abel Miranda se encarga de seleccionar qué productos suma a la gama que ofrece a cuantos cerveceros entran en su establecimiento.

A todas estas hay que sumar los dos establecimientos que elaboran y sirven en su establecimiento su propia cerveza. Están el brewpub Espumeru con su cerveza Curuxera (La Felguera) y el 'taproom' llamado D'Equí.

El primer grupo, –al que perteneció en su día el Ca Beleño de Oviedo– incluyes a bares, restaurantes y cervecerías que fabrican su propia cerveza y la sirven a sus clientes, y estos no la pueden encontrar en ningún otro lugar. «Un 'taproom', que es lo que nosotros tenemos, es un espacio dentro de una fábrica de cerveza en el que se sirve comida elaborada, pero también podemos vender nuestra cerveza a otros establecimientos», explica Javier Alejandro Huerta, responsable junto a Inmaculada Espina de la Cerveza D'Equí (Colloto), cuya idea de negocio lleva en funcionamiento un año y medio. «Deberían crecer el número de proyectos como el nuestro. En Inglaterra o Estados Unidos hay uno en cada barrio, prácticamente», dice Huerta, al tiempo que confirma que «próximamente se instalará una cervecera artesana de León con fábrica y 'taproom' en nuestro polígono. Muchísimas fábricas de cerveza artesana a nivel nacional han montado o planean un 'taproom' en sus instalaciones como complemento a su actividad».

Javier Alejandro Huerta | Cerveza D' Equí (Colloto)
Javier Alejandro Huerta | Cerveza D' Equí (Colloto) / Imanol Rimada

- Oferta

Tiene cuatro variedades fijas: Marley (brown ale), Nirvana (american pale ale ), Metal Ipa (indian pale ale) y Queen (belgian strong ale tipo dubbel). Han sacado dos estacionales: Janis (hazy ipa) y Aretha (porter con cacao elaborada en colaboración con Dai). Tienen madurando una imperial indian pale ale y una imperial stout a la que han añadido virutas de roble francés maceradas en ron jamaicano y granos café brasileño de máxima calidad.

El Ca Beleño sentó algunas bases. Frankie Delgado abrió el local, que se convertiría en histórico, en 1987. Fue de los primeros locales en vender cerveza negra en Asturias, un tipo que gusta especialmente en la región. Al hostelero siempre le rondó la idea de hacer su propia cerveza, y en 2007 un amigo le habló de un maestro cervecero que le podía enseñar la profesión, pero en Eslovaqui. Y para allá que se fueron Frankie Delgado y Blanca Fresno. No una, sino varias veces para descubrir un mundo amplísimo de la mano de varios profesionales. «Aprendimos a hacer cervezas de una calidad diferente, resultado de someterlas a procesos más tradicionales, largos y costosos. Lo que obtenemos trabajando así es una bebida con más matices, sabor y aroma», apunta Fresno. Acabaron de montar la fábrica de Oviedo en 2012, convirtiéndose en el primer 'brewpub' de Asturias.

Frankie Delgado y Blanca Fresno | Cerveza Ordum (Piloña)
Frankie Delgado y Blanca Fresno | Cerveza Ordum (Piloña) / José Simal

- Elaboración

Producen una lager de baja fermentación y graduación. A principios del segundo trimestre de este año lanzarán nuevos tipos. Trabajan con Agua Mineral de Borines, su seña de identidad. A este le añade un cereal triturado (malta) y se deja hervir antes de añadir los lúpulos. Se enfría muy rápido para evitar contaminaciones y se deja en un tanque fermentado.

El Ca Beleño cesó su actividad hace ahora casi un año, pero Ordum, la cerveza de ambos emprendedores, no deja de crecer. Rehabilitaron un edificio histórico sobre el manantial de agua de Borines, en Piloña, y ahí es donde hacen su lager, seleccionada entre las mejores del país por el periódico 'Abc' en un concurso celebrado a principios de otoño. «Empezar con la hostelería y la fabricación de cerveza al mismo tiempo es muy difícil. Son dos mundos que no tienen nada que ver, como hablar del día y la noche. Nosotros ya teníamos un público y llevábamos unos años elaborando para nosotros», explica quien se encarga de formular las recetas de Ordum, «algo que está en continuo cambio».

Los nómadas, los que elaboran su cerveza en fábricas que no son suyas, también tienen representación en el Principado: Pato Nero, Vor, Nurse y Alkimia son algunos nombres.

Características

Malta
Una buena cerveza artesana se elabora con una selección de la mejores maltas, normalmente de cebada y/o trigo.
Lúpulos
Ingrediente esencial, pues es el que otorga carácter, aroma y amargor a la cerveza.
Agua
Termina siendo importante porque, al final, una cerveza tiene gran proporción de H20.
Levadura
Es un derivado de la fermentación de cereales. Suele presentar un amargor característico.
Elaboración
Se hace de forma manual o con una mínima ayuda de maquinaria. La influencia humana es fundamental.
Etiqueta
Si es artesana nunca leeremos conservantes ni antioxidantes añadidos artificialmente.

Algo que tienen en particular los elaboradores de cerveza actuales, los que tienen la tarea de colocar a Asturias al nivel cervecero de Cataluña y País Vasco, es que antes que hacedores han sido consumidores y son autodidactas que tienen muy claro lo que les gusta. Los responsables de D'Equí llevaban diez años fabricando en su casa cuando decidieron dar el salto. La decisión la tomaron cuando la empresa en la que ambos trabajaban comenzó a despedir gente. «Con el dinero que nos dieron al echarnos, un aporte de dos socios capitalistas y un pufo importante con el banco, comenzamos las obras de lo que hoy es Cerveza D'Equí en junio de 2016.

Kike Flores, al frente de Dai, también empezó como 'brewpub' y ahora ultima la puesta de largo de su fábrica, su idea cuando llegó a Asturias procedente de su Barcelona natal. Aprendió el oficio de un maestro cervecero de Cataluña y en Asturias pone en práctica sus conocimientos de forma totalmente artesanal: «No utilizamos nada de maquinaria», apunta, y establece que producir su cerveza le cuesta 800 euros cada mes por material e instalaciones. «La gente tiene que entender que no le podemos ofrecer botellines de calidad a 80 céntimos», cuenta. De hecho, una de sus cervezas la va a intentar meter a hostelería para que la vendan a dos euros o así. Eso sí, dice que quien está detrás de la barra tiene que entender que no le puede subir el precio por el mero hecho de ser artesanal.

Kike Flores | Cerveza Dai (Corvera)
Kike Flores | Cerveza Dai (Corvera) / Pablo Lorenzana

- Variedad

Deja de ser un brewpub para abrir su fábrica. Elaboran: Kelen (cascade single hop ale), + (saaz single hop ale), Negra (dry stout), 1936 (brown ale), Daipa (England ipa), Ania (amber ale), 1931 (kolsch), Pagana (abbey), 50 (apa), A Degüellu (bitter), Mercury (barley wine con miel de Les Colmenes de Tate) y Aretha (chocolate porter, en colaboración con D'Equí).

«La cerveza está teniendo más calado en la región. No es tanto que ahora se beba más como que el público que antes bebía la de grandes marcas se pasa a la de autor», apunta Flores, que establece uno de los principales problemas de promoción: «En algunos certámenes se prima la cantidad de participantes antes que la calidad del producto y eso es con lo que se queda el consumidor». Este es soberano y en Asturias, entendido, pues la primera fábrica de la que se tiene constancia, Hermanos Toral, data de 1778.

 

Fotos

Vídeos