La inteligencia artificial es capaz de adelantarse a diagnósticos médicos

No es la primera incursicón médica de DeepMind./Afp
No es la primera incursicón médica de DeepMind. / Afp

El proyecto de Alphabet puede predecir cuándo un paciente empeorará

INNOVA+Madrid

Alphabet, la matriz de Google, y el departamento de veteranos de Estados Unidos trabajan codo con codo para llevar la tecnología a las habitaciones de los pacientes para controlar y vigilar los posibles cambios en el estado de salud de los más mayores.

Sin embargo, esta unión no se trata de dispositivos electrónicos para vigilar el latido del corazón o para controlar la tensión o la presión sanguínea, sino que ambas compañías trabajan en el despliegue de DeepMind, la inteligencia artificial de Alphabet.

Según varios estudios médicos, una de cada diez muertes en hospitales ocurre después de obviar algún cambio en el estado de salud del paciente. El proyecto de Alphabet y la administración estadounidense analizará patrones de 700.000 registros médicos anónimos para comprobar si la inteligencia artificial de DeepMind puede identificar qué pacientes empeorarán durante el ingreso en el hospital y averiguar su futuro médico

DeepMind y sus ingenieros aseguran que un posible uso de la tecnología está en detectar la insuficiencia renal en sus primeros estadios.

Las lesiones renales ocurren comúnmente después de procedimientos y operaciones de rutina, como un reemplazo de cadera, y a menudo aparecen repentinamente sin señales de advertencia obvias. Estas lesiones pueden poner en peligro la vida, por lo que DeepMind quiere encontrar formas de detectarlas antes con la esperanza de salvar a los pacientes, aseguran.

Esta incursión médica de Alphabet y DeepMind no es la primera. La división 'inteligente' de la matriz del gigante de los buscadores es capaz de diagnosticar enfermedades oculares y detectar patologías con gran precisión.

El sistema se apoya en escáneres médicos y algoritmos entrenados a partir de exploraciones de retina, y así detectar con mayor rapidez y eficacia cualquier problema. Se trata de la primera aplicación de relevancia en el campo de la salud, y dentro de poco podría empezar a probarse en ensayos clínicos si consigue la aprobación de los reguladores.

Según Accenture, los avances en inteligencia artificial aplicados a la medicina podrían ahorrar hasta 150.000 millones de dólares a la industria para el año 2026.

 

Fotos

Vídeos