Asturias, en alerta por calor

Las duchas aliviaron el calor de muchas de las personas que acudieron a pasar el día en la playa de San Lorenzo.
Las duchas aliviaron el calor de muchas de las personas que acudieron a pasar el día en la playa de San Lorenzo. / PURIFICACIÓN CITOULA

El Principado advierte a 33 concejos por las altas temperaturas que pueden repetirse hoy | Se recomienda protegerse de los rayos solares, hidratarse y mantener fríos los alimentos para evitar las intoxicaciones

BELÉN S. HIDALGO / MARCO MENÉNDEZ GIJÓN.

El de ayer fue un día de mucho calor en Asturias. La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ya había activado el domingo el aviso amarillo por altas temperaturas y, durante la mañana de ayer, fue la Consejería de Sanidad la que activó la alerta de nivel 1 en las comarcas suroriental y suroccidental por temperaturas máximas de entre 34 y 36 grados. El resultado fue que se advirtió fundamentalmente a 33 concejos: Vegadeo, San Tirso de Abres, Taramundi, Villanueva de Oscos, Santa Eulalia de Oscos, San Martín de Oscos, Grandas de Salime, Illano, Ibias, Cangas del Narcea, Degaña, Tineo, Boal, Villayón, Somiedo, Teverga, Yernes y Tameza, Santo Adriano, Proaza, Quirós, Pola de Lena, Aller, Caso, Sobrescobio, Piloña, Ponga, Amieva, Parres, Cangas de Onís, Onís, Cabrales, Peñamellera Alta y Peñamellera Baja.

Pese a que el registro oficial de Aemet fue algo más bajo, algunos termómetros marcaban ayer 37 grados en Cangas del Narcea. Muchos buscaron refugio bajo las sombrillas. / B. S. H.

Las temperaturas registradas ayer fueron realmente altas, como ocurrió en San Antolín de Ibias (36,5), Tineo (36,1), Pola de Somiedo (35,9), Aller (35,7), Mieres (34,9), Salas (34,6) y Amieva (34,4). En Oviedo se llegó a los 31,5 grados e incluso en zonas de costa se alcanzaron temperaturas elevadas, como los 28,9 de Gijón; los 27,4, del aeropuerto de Asturias, o los 26,6 de Castropol. Eso sí, el viento de componente nordeste ayudó a refrescar el ambiente y a que la jornada fuera mucho más llevadera.

Más noticias

Esa alerta 1, de bajo riesgo, decretada consiste en informar a la población de la conveniencia de protegerse de las irradiaciones solares y de las altas temperaturas, mantenerse hidratados y tener fríos los alimentos, ya que con el calor aumenta el riesgo de brotes alimentarios.

Una mujer se refresca con un helado en Llanes. / JUAN LLACA

El suroccidente sufrió de lo lindo el calor, pero en Ibias los vecinos lo vivieron con resignación: «No nos queda más remedio que aguantar. Ibias es una de las zonas más calurosas de Asturias: no nos sorprende. Lo vas llevando como puedes», comentaba Cesáreo Fernández. Para Tatiana Marcos el calor era ayer «insoportable», así que echó mano de ventiladores para sobrellevarlo. «Ya se sabe: Ibias es el sol de Asturias», bromeaba mientras no ocultaba su envidia de quienes, en días como el de ayer, pueden darse un baño para aliviar el sofocón.

El río Sella, bajo el puente de Cangas de Onís, convertido en una playa fluvial. / NEL ACEBAL

Fue lo que muchos hicieron en Cangas del Narcea. Los diferentes pozos de los ríos que recorren el concejo del suroccidente se encontraban llenos de bañistas y en la villa, la presa del prau El Molín refrescaba desde las doce del mediodía a los cangueses. «Aquí en la presa se lleva bien este 'calorín'», afirmaba Esperanza González. Dulce Menéndez, en cambio, lo llevaba peor: «Es un calor muy 'gafoso', que te asfixia. Está siendo tremendo».

Aspecto que presentaba ayer la piscina de Pola de Lena. / J. C. ROMÁN

Sin duda, estas condiciones meteorológicas no contribuyeron en nada a despejar la contaminación en el centro de la región. La Coordinadora Ecoloxista de Asturias ya advertía a primera hora de las altas concentraciones de partículas en suspensión que se habían registrado todo el fin de semana en distintos puntos de Gijón, Avilés y Castrillón. Hasta el sistema Caliope del Barcelona Supercomputing Center (BSC) indicaba que ayer la mitad de la población asturiana respiraba un aire de una calidad deficiente. Buena calidad de aire la respiraron 43.723 asturianos, mientras que 472.726 la tuvieron moderada y 565.458, deficiente. Quizá el previsto cambio de las condiciones meteorológicas mejore también la calidad del aire. Hoy seguirán los cielos despejados y habrá un descenso de las temperaturas máximas, pero mañana se esperan cielos cubiertos y lluvias débiles al final. Las temperaturas seguirán bajando y las precipitaciones se generalizarán el jueves.

Fotos

Vídeos