Le reducen en 30.000 euros la indemnización por una caída en la calle por ir mirando el móvil

Le reducen en 30.000 euros la indemnización por una caída en la calle por ir mirando el móvil

El joven de 27 años metió la pierna derecha en una alcantarilla sin tapa cuando caminaba por Luarca. Sufrió lesiones y estuvo 220 días de baja

LAURA CASTRO GIJÓN.

La indemnización hubiera ascendido a 50.424 euros, pero finalmente quedó en 17.648 porque en el momento de la caída el demandante iba mirando el móvil. Esta fue la resolución dictada por una magistrada del Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 6 de Oviedo a la reclamación presentada por un joven de 27 años, quien pedía una compensación económica al Ayuntamiento de Valdés por valor de 149.000 euros.

La cuantía respondía a las lesiones y perjuicios que le ocasionó la caída que sufrió en la calle de atrás del instituto Carmen y Severo Ochoa de Luarca. Iba caminando «mirando el móvil», según la testigo que le acompañaba, cuando introdujo la pierna derecha en un registro sin tapa. Acudió a urgencias del Hospital de Jarrio y estuvo noventa días de baja. Sin embargo, seguía sintiendo dolor y solicitó una segunda opinión a un traumatólogo privado que le diagnosticó una rotura crónica del ligamento posterior del tobillo derecho por el que tuvo que cursar una nueva baja laboral que superó los 130 días.

El joven reclamó la indemnización en un primer momento al Ayuntamiento de Valdés al haberse caído en una vía pública de acceso peatonal en la que no había señalización alguna que advirtiera a los peatones de la ausencia de tapa en el registro. Sin embargo, el Consistorio la desestimó y fue entonces cuando optó por presentar un recurso en el Contencioso Administrativo número 6 de Oviedo.

La magistrada estimó parcialmente el requerimiento al entender que el hecho de que la caída se produjera en una zona residual y con poco tránisto peatonal no exime al Ayuntamiento de responsabilidad de mantener las vías públicas en un estado adecuado. No obstante, redujo la cuantía de la indemnización, que debería ascender a 50.424 euros, a 17.648 -un 65% menos- por el «riesgo» asumido por el joven al «deambular de manera descuidada y mirando el móvil», a sabiendas de que se trata de una zona en la que se producen habitualmente robos de las tapas del alcantarillado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos