El servicio de 'tele-ictus' comenzará en Jarrio en enero del próximo año

EL COMERCIO

El 'tele-ictus', un sistema de teleasistencia para pacientes de ictus, comenzará a funcionar en enero de 2018 en el Área Sanitaria I, con cabecera en Jarrio. A partir de ahí se irá extendiendo a otras áreas sanitarias, indicó ayer el consejero de Sanidad, Francisco del Busto. El sistema, garantizó, se pondrá en marcha se aprueben o no los presupuestos regionales de 2018.

Fotos

Vídeos