El Comercio

Detectan un uso fraudulento en Intu de las plazas de minusválidos

La Policía Local de Siero está detectando «un incremento notable» del uso fraudulento de las plazas reservadas para personas minusválidas en el aparcamiento del centro comercial Intu Asturias, de cuya vigilancia se está encargando desde el pasado mes de julio.

En apenas tres meses, la Policía ya tiene verificados diez casos de personas que utilizaban unas tarjetas de las que no eran titulares y que pertenecían a algún familiar minusválido y, en algunos casos, a personas ya fallecidas. En muchas ocasiones, fueron los legítimos usuarios de esas plazas quienes presentaron las denuncias.

En esas situaciones, la Policía Local acude al lugar a esperar a que regrese el propietario del vehículo al aparcamiento, y si comprueba que no es minusválido, o que no es el titular de la tarjeta especial, contacta con el Ayuntamiento que se la concedió para verificar todos los datos. La mayoría de los infractores suelen ser vecinos de otros concejos. «Estamos siendo inflexibles», afirman fuentes de la Policía Local, que deriva esas denuncias al juzgado por si los hechos pudieran constituir en un delito de falsificación de documento público.

La Policía Local asegura, en cambio, que esas prácticas ilegales no son habituales en las plazas de minusválidos situadas en los núcleos urbanos de Siero, entre otras razones, porque son más controlables, los usuarios suelen ser personas conocidas y, por lo tanto, es más difícil cometer el fraude. La legislación establece una plaza de minusválido por cada cincuenta.