Limpian dos de las pintadas contra el turismo «que hacen daño al comercio»

Los servicios de limpieza municipales borraron el grafiti contra el turismo de la plaza de El Paraguas.
Los servicios de limpieza municipales borraron el grafiti contra el turismo de la plaza de El Paraguas. / MARIO ROJAS

Los comerciantes de El Antiguo y los propietarios de los pisos turísticos lamentan una situación «caótica» y se suman a la condena a los grafitis

JUAN CARLOS ABAD OVIEDO.

Los comerciantes del Oviedo Antiguo afrontan el verano «luchando y trabajando». Es por eso que Sandra Sutil, presidenta de ACOA, la asociación que los agrupa, afirmó ayer que «las pintadas afectan el entorno, no son del agrado de nadie y pueden hacer daño» a «las muchas familias que viven del turismo» en Oviedo. Lo cierto es que dos de los grafitis contra los turistas, en la plaza de El Paraguas y en la calle San Isidoro, se pudieron limpiar ayer porque se pintaron sobre muros encalados y el servicio municipal pudo actuar con paños.

No corre tanta suerte la mácula turistófoba sobre el muro de la iglesia de San Isidoro, ni el resto de cientos de grafitis que emborronan el barrio. Tendrán que esperar a que Urbanismo ultime el proyecto para su limpieza y que lo apruebe la Dirección de Patrimonio del Principado.

El grupo municipal de Ciudadanos fue en los últimos meses el más beligerante con la situación. Presentó una moción pero no pasó al Pleno. «El problema de las pintadas salta a la palestra porque las últimas atacan a la industria más importante de España», afirmó su portavoz, Luis Pacho. Sin embargo, cree que el problema viene de antes y la solución debe ser global. «El grafitero en Oviedo sale impune. Hay que actuar con campañas de sensibilización y via ordenanza. Si pintas en un edificio protegido la multa debe ser ejemplar. ¿Qué pasará cuando haya un grafiti en la Catedral?» se preguntó el portavoz antes de añadir que «en vez de dar una línea de subvenciones para los vecinos que quieran limpiar sus edificios como en Avilés, el tripartito pretende limpiar un grave problema con escupitajos».

De la suciedad en las paredes que ve el turista cuando visita Oviedo no se puede sustraer el problema de fondo que sufren en ciudades masificadas por el fenómeno y la burbuja en varios sentidos. Tampoco la obsesión de los grafiteros ovetenses. A la pintada 'Hipsters y turismo, nueva forma de terrorismo' le salió ayer competencia en la pared contigua de la plaza de El Paraguas: 'Fidel vive'.

«No hay masificación»

En contacto con una de las cincuenta empresarias que se dieron de alta en el registro del Principado para alquileres turísticos, este periódico pudo saber que la ocupación media de estos pisos en Oviedo es del 30 al 35%. Entre 90 y 120 días al año. «En Oviedo no existe el problema de la masificación ni problemas de enfrentamientos con turistas. Principalmente quien alquila aquí son familias», explicó esta empresaria, que prefirió mantenrse en el anonimato, y que cargó contra una situación «caótica» para la obtención de las licencias.

Oviedo no contempla en el Plan General de Ordenación actividades de tal cariz y hasta que no se reforme el Ayuntamiento no da la licencia de actividad que exige el Principado. A eso se suma la oleada de competencia «desleal» de los pisos ofertados en plataformas de internet que optan por no regularizarse. «Hay que sentarse a hablar y quizás perder todos un poco para a la larga ganar todos», afirma. «Regularlo porque la ley del Principado está bien pero a los pisos turísticos el Ayuntamiento no nos puede exigir que seamos hoteles».

En cuanto a los precios de alquiler afirma que «utilizando una expresión desafortunada» tiene que «hacer el agosto» para poder hacer rentable la inversión. Y que está pensando en volver a poner el piso en alquiler normal durante todo el año.

Temas

Oviedo

Fotos

Vídeos