Trascorrales dentro del belén de Trascorrales

El belén napolitano ambientado en Oviedo. / FOTOS: PIÑA
El belén napolitano ambientado en Oviedo. / FOTOS: PIÑA

El nacimiento municipal, inspirado en Oviedo, protagoniza la muestra, bendecida por el párroco de San Tirso

D. LUMBRERAS OVIEDO.

Antes de que llegase el mediodía, hora de la inauguración oficial, ya había varias personas que se acercaban a la plaza de Trascorrales con ganas de ver belén de municipal. Un total de 240 figuras con una gran novedad que atrajo las miradas y los flashes: el nacimiento de estilo napolitano inspirado en Oviedo: una escena de un casco antiguo de película en el que se mezclan la plaza de la Catedral, la de Trascorrales y el viejo convento de Santa Clara, hoy sede de Hacienda. «Fantástico, increíble. Me gusta mucho cómo lo tienen», resumía María José Naves. «Está bastante bien, la ambientación en Oviedo es perfecta», coincidía Jorge Expósito. Los asistentes fueron numerosos y muchos dejaron constancia de su satisfacción en el libro de visitas.

Había más novedades. «Tenemos doce belenes cuadro, que es la primera vez que se ponen en Asturias, con escenas de la infancia de Jesús. Han venido de Totana, Murcia, cedidos por el autor, Francisco Javier Carrillo», explicó la presidenta de la Asociación de Belenista de Oviedo, Eulalia Nacimiento. Otro belenista, Alejandro Sánchez, donó las figuras del belén napolitano.

Carrillo aportó también unas grandes figuras (de noventa centímetros de alto) de la Anunciación, que se situaron a la entrada del edificio municipal. Aunque a lo clásico no le faltó su espacio. El belén bíblico, con sus establos, su ciudad palestina y sus figurines de judíos y romanos, elaborado a lo largo del año por los socios de la asociación, cuenta con un amplio expositor. Y en una vitrina, una reproducción de una epifanía románica del siglo XII de San Vicente de Ávila.

El párroco de San Tirso, Ángel Rodríguez, bendijo los belenes. Amenizaron el acto Vicente Prado 'El Pravianu' y su hija Eva, que tocaron varios villancicos con tambor y gaita. Y para hacer las delicias de los niños, se dejó caer por allí Abdeladid, el hermano del príncipe Aliatar.

Pese a la declarada laicidad del equipo de gobierno, el concejal de Festejos, Roberto Sánchez Ramos, 'Rivi' elogió un «trabajo extraordinario, estamos en un belén de belenes». Fueron también los ediles Mercedes González (Somos), Diego Valiño (PSOE) y por parte de la oposición, Belén Acevedo y María Ablanedo (ambas del PP). El belén, que el año pasado recibió 86.600, está abierto hasta el 6 de enero de lunes a viernes de 11 a 14.30 y de 16 a 21 horas, y los domingos y festivos de 11 a 21 horas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos