El Comercio

El Principado empieza a negociar el presupuesto en un clima de nulo entendimiento

Los portavoces parlamentarios, en la Junta General, minutos antes de iniciar su reunión semanal.
Los portavoces parlamentarios, en la Junta General, minutos antes de iniciar su reunión semanal. / PABLO LORENZANA
  • El PSOE cree que hay «margen temporal y político», aunque asume la falta de «sintonía»; Podemos le exige una «propuesta por escrito»

El Gobierno del Principado tiene intención de retomar esta semana las negociaciones con Podemos e IU con el objeto de entrar de lleno en materia presupuestaria, pero la falta de entendimiento entre las tres fuerzas de la izquierda es evidente y las opciones de éxito, hoy por hoy, resultan más bien escasas. El PSOE, de puertas hacia fuera, mantiene el optimismo y sostiene que hay «margen temporal y político» para alcanzar un acuerdo, si bien no oculta la falta de «sintonía».

Podemos e IU, por su parte, muestran su desconfianza con el PSOE, máxime después de que en la última sesión del debate sobre el estado de la región el grupo parlamentario socialista votara en contra de sus respectivas resoluciones en materia fiscal. Los primeros, que aseguran incluso que aún no han sido convocados para reunión alguna, avanzan que pedirán una propuesta «por escrito, en firme». Desde IU esperan que la primera toma de contacto sea «el miércoles o el jueves» y, anuncian, mantendrán una postura «exigente» con el Gobierno regional, aunque, matiza su portavoz, Gaspar Llamazares, también «constructiva».

Su homólogo en el PSOE, Fernando Lastra, dice «confiar» en la «disposición» y «voluntad» del resto de las fuerzas políticas para alcanzar un acuerdo, aunque reconoce que, siendo «realista», existen propuestas que «no van en la sintonía que requiere un pacto presupuestario». Insiste, de hecho, en que «no tiene sentido» tratar de separar las negociaciones en materia fiscal de las de índole presupuestario, como plantea Podemos. Y advierte, además, de que las políticas fiscales que se trasladen al futuro presupuesto no pueden ser el resultado de una suma de propuestas individuales, como sugiere que pretenden sus interlocutores, sino el producto de «una negociación, un consenso».

El diputado de la formación morada Emilio León opina, sin embargo, que su resolución en materia fiscal «recogía los principios básicos de los que se venía hablando en la mesa de negociación» abierta con el PSOE, por lo que interpreta la falta de apoyo por parte del grupo socialista como un «portazo» del Gobierno de Javier Fernández. De ahí que no parezca tener intención de avanzar en ninguna negociación presupuestaria si antes no se les traslada una propuesta «por escrito, en firme». «No queremos que la ciudadanía pierda más tiempo», anota León, quien tiene intención de estudiar la propuesta con los diferentes sectores sociales que puedan verse directamente afectados.

Llamazares, por su parte, indica que entre sus reclamaciones estarán avanzar hacia una mayor justicia fiscal, poner en marcha un plan de lucha contra el fraude, crear impuestos ambientales y superar el llamado 'error de salto' en el tributo de Sucesiones.

Aunque el Gobierno regional ha mostrado su intención de iniciar conversaciones con todas las formaciones, Lastra confirma que la ronda de contactos comenzará con IU y Podemos -mediante reuniones bilaterales, por exigencia de la formación morada- y también que sigue sin contemplarse acuerdo alguno con el PP. «Estamos discutiendo la reforma fiscal, no la supresión de tributos», zanja.