El Comercio

Premios Princesa

vídeo

El pentacampeón del mundo, con una de sus bicis, a la llegada. / P. L.

El triatleta llega a Oviedo con su fiel compañera de carrera

La bicicleta no podía faltar a su cita con Asturias. El Premio Princesa de los Deportes 2016, Francisco Javier Gómez Noya, llegó acompañado de su fiel compañera de carreras a Oviedo. Y es que el quíntuple campeón mundial y cuádruple oro europeo de triatlón se bajó del vehículo que le llevó hasta el Hotel de la Reconquista con una de las bicicletas que tantos logros le ha dado en su trayectoria profesional. Sonriente y complaciente saludó a la directora de la Fundación Princesa de Asturias, Teresa Sanjurjo, y acto seguido tomó a la fuente de sus éxitos de dos ruedas, para posar junto a ella en la fotografía oficial de llegada. El triatleta olímpico atendió a los medios de comunicación a los que confesó sentirse «muy ilusionado» por el galardón que recogerá en la ceremonia del viernes. Una ceremonia que cree que será «muy bonita y emotiva». Tan emotiva como la espera de la joven atleta llanisca Claudia Balmori, que le aguardaba a las puertas del hotel para pedirle a Noya que le firmara su libro. Y lo consiguió. Eso y un selfie con el «guaperas» triatleta.