Tres de los afectados por el brote de listeriosis de Andalucía fueron atendidos en Gijón

María Luisa Carcedo, este lunes, en el HUCA. / Hugo Álvarez

Se trata de tres miembros de una misma familia que estaban de vacaciones en el Principado | La ministra de Sanidad subraya que en la región «no hay ningún motivo de alarma»

SANDRA S. FERRERÍA

La ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social en funciones, María Luisa Carcedo, afirmó hoy que su ministerio está «alerta» para conocer cómo evoluciona el brote de listeriosis causado por el consumo de carne mechada y que mantiene ingresadas a 46 personas en Andalucía.

Carcedo visitó hoy la Unidad de Hipoacusia del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) y la Fundación Vinjoy. Antes de comenzar la visita, la ministra apuntó que el Instituto de Salud Carlos III está confirmando que efectivamente el brote está producido por la bacteria listeria moncytogenes.

Pese a que en Asturias no se ha producido el brote y por ello «no hay ningún motivo de alarma», tres personas de una misma familia andaluza que se encontraba de vacaciones en el Principado, fueron atendidas en la región.

Los tres miembros de la familia, entre los que había una mujer embarazada de 32 semanas, acudieron al hospital de Arriondas el pasado 7 de agosto por la tarde. Allí, se le realizó a la mujer una exploración y una extracción de sangre y, sobre las 10 de la noche fue trasladada al hospital de Cabueñes al presentar síntomas de listeriosis. Tras recibir el alta hospitalaria del centro gijonés, desde el hospital de Arriondas se pusieron en contacto con la paciente para confirmarle el resultado posistivo en listeria facilitado por el laboratorio de microbiología de dicho centro sanitario.

La afectada, que ya se encontraba de regreso a Sevilla, fue finalmente atendida por el sistema andaluz de salud.

La ministra de Sanidad destacó además que el caso de la embarazada es «especialmente preocupante» ya que en las mujeres que esperan un hijo la bacteria puede provocar «el aborto o la muerte fetal». «Una vez que la bacteria traspasa el aparato digestivo, uno de los sitios donde se focaliza es en el aparato reproductor femenino, de ahí el riesgo», indicó Carcedo.

Más información