El cáncer, principal causa de muerte de las asturianas de entre 25 y 74 años

El cáncer, principal causa de muerte de las asturianas de entre 25 y 74 años

El de pulmón es ya el tumor más mortal para hombres y mujeres. Provocó 619 fallecimientos en 2016

O. ESTEBAN

Asturias se sumará mañana, un año más, al Día Mundial contra el Cáncer. Y lo hará sabiendo que sigue siendo una de las principales causas de mortalidad en el mundo. Y en España, donde en 2012 se calcularon 215.535 casos. En 2017, 228.482. Y la previsión para 2035 es de nada menos que de 315.413 casos nuevos. En el total del país, los tumores más diagnosticados fueron los de colorrecto, próstata, pulmón, mama, vejiga y estómago. Son solo algunas de las conclusiones del informe 'Las cifras del cáncer en España 2018', recientemente publicado por la Sociedad Española de Oncología Médica. El aumento es, por lo tanto, considerable, y se da especialmente entre las mujeres.

Asturias sigue las mismas tendencias. En el caso de la comunidad, a falta de las nuevas actualizaciones de datos, hay que remontarse al 'Ranking de principales causas de muerte por edad, sexo y área en Asturias', del Observatorio de Salud en Asturias, que recoge cifras de 2016. En ese ejercicio, fallecieron por cáncer 2.237 hombres y 1.441 mujeres. Para ellos es, en general, la primera causa de muerte. Para ellas la segunda, después de las enfermedades circulatorias.

Pero hay que tener en cuenta los tramos de edad. Y ninguno se libra. De hecho, siete niños y jóvenes de hasta 24 años fallecieron en 2016 víctimas del cáncer. Y «a partir de los 25 años y hasta los 74, los tumores malignos ocasionan más de la mitad de los fallecimientos femeninos», en concreto, un 55,2%. Entre los 35 y los 54 años el cáncer de mama es el que más se repite (29 casos, siete más que en 2015), y en el grupo de edad de entre 55 y 74 años es el de pulmón el que más mortalidad provoca (109 fallecimientos frente a los 76 del ejercicio anterior). En general, el de pulmón se ha situado por primera vez como el tipo de tumor que ocasiona el mayor número de fallecimientos entre las asturianas, seguido de mama, colon, páncreas (que según el informe está en aumento) y, finalmente, estómago.

Colon y próstata

En cuanto a los varones, el cáncer provoca el 43% de las muertes entre los 45 y los 84 años. En su caso también es el de pulmón el de mayor prevalencia (489 fallecidos, 26 más que en 2015). En todos los tramos de edad, el de pulmón y algunos digestivos, como el de colon, son los tumores más repetidos. En los mayores de 65 años se suman a esos el de próstata, vejiga e hígado.

Se da la circunstancia de que si se analiza la situación de la mortalidad en Asturias por áreas de salud, la principal causa de muerte de los varones en todas ellas son los tumores malignos. En todas las áreas se supera el 31% del total de muertes. En el caso de Avilés el porcentaje alcanza un 37% y un 36% en Gijón.

Si se tiene en cuenta la evolución de la mortalidad por cáncer en Asturias, se concluye que en 2016 murieron menos varones por debajo de los 65 años (un 2% menos) que el año anterior. En cambio, en el caso de las mujeres, en ese mismo tramo de edad, la mortalidad por tumores aumentó un 5%, un incremento producido básicamente por el aumento del de pulmón.

Un año más, las cifras constatan el crecimiento sostenido que, desde hace tiempo, sufren los casos de tumores malignos. La Sociedad Española de Oncología Médica atribuye esta situación «no solo al aumento poblacional, sino también a las técnicas de detección precoz y al aumento de la esperanza de vida (ya que el envejecimiento es un factor de riesgo fundamental para el desarrollo de tumores debido a una acumulación en la exposición a los factores de riesgo y a una tendencia a presentar mecanismos de reparación celular ineficientes)». Y también dejan claro que está en nuestras manos cierto control de los factores de riesgo (tabaco, alcohol, obesidad, sedentarismo).

Las últimas estimaciones indican que uno de cada dos hombres y casi una de cada tres mujeres tendrá cáncer a lo largo de su vida.