Los grandes de la tonada muestran sus cualidades en un disco «imprescindible»

Los participantes, ayer, en la presentación del cd. / J. M.PARDO
Los participantes, ayer, en la presentación del cd. / J. M.PARDO

La Nueva reúne las voces de los ganadores de la pasada edición del certamen de canción asturiana mientras prepara ya la próxima

MARTA VARELA LA NUEVA (LANGREO).

Las mejores voces de la tonada se dieron cita ayer en el escenario de la Asociación Cultural San Luis, de La Nueva, durante la presentación del disco de los ganadores del XXIV Concurso de Canción Asturiana. Un cd que es parte del premio por lograr los primeros puestos en este certamen, el más antiguo de los vigentes en nuestra región y el de mayor prestigio, aunque todos son imprescindibles para que la asturianada continúe siendo considerada como un género vivo y no se estanque como tantas veces algunos han vaticinado erróneamente.

El género más representativo de la música ya dispone de un trabajo «imprescindible», muy cuidado, en el que han participado Celestino Rozada y Liliana Castañón como vencedores absolutos, además de Laura Riesgo 'La xanina' como mejor intérprete de canción minera, y Lucía Rojo en el apartado de voces jóvenes. No podía falta el apartado de gaita, que en este trabajo está representado por el ganador del concurso, Jaime Álvarez Fernández.

El numeroso público asistente pudo disfrutar con interpretaciones como la de Liliana Castañón con 'El cielu ye pal mineru' y 'Despierta bella aldeana'. Laura Riesgo 'La xanina' demostró su maestría vocal con 'Escureciome nel monte' y 'La carbonera'.

Una jornada, la de ayer, que puso el broche final a siete meses de concurso, en los que La Nueva ha sido el punto de encuentro para las mejores voces de la tonada asturianana, pero también para los que día a día se preparan para llegar al más alto nivel y; sobre todo, ha sido el descubrimiento de las futuras voces. Y es que si algo se cuida en La Nueva son las nuevas voces, y en especial a los participantes de menor edad, sabedores de que son el relevo para las que han sido reconocidas como las grandes voces.