Los mineros del pozo Santiago abandonan su encierro

Daniel Suárez y Jonathan González pasan junto a David Moreira, que abraza a Rubén Trabanco. / J. C. ROMÁN
Daniel Suárez y Jonathan González pasan junto a David Moreira, que abraza a Rubén Trabanco. / J. C. ROMÁN

Los cuatro empleados de las contratas de Hunosa, que permanecieron seis días en el yacimiento, aceptan una sanción en lugar de los despidos

P. LAMADRID ALLER.

Tras seis días encerrados en la planta once del pozo Santiago, los cuatro mineros, que permanecían allí en protesta por la incertidumbre laboral de las subcontratas de Hunosa, salieron en la tarde de ayer al exterior. Allí les recibieron numerosos compañeros y amigos que llenaron de muestras de cariño a Jesús Barreira, Daniel Suárez, David Moreira y Jonathan González. Tomaron la decisión de abandonar su encierro por el ingreso hospitalario de la abuela de uno de ellos. «Entramos los cuatro y queríamos salir juntos», explicó Barreira justo después de dejar el pozo allerano. Una desgraciada noticia que coincidió con «la visita de los jefes para negociar», en referencia a responsables de Satra y Carbomec, las subcontratas de la hullera pública para las que trabajan.

Aunque las compañías les habían enviado el viernes a sus domicilios las cartas de despido por razones disciplinarias, los cuatro mineros lograron un acuerdo. «Se rompen las cartas y aceptamos una sanción de 45 días sin empleo y sueldo», indicó Barreira, vecino de Moreda al igual que Suárez y Moreira, mientras que González reside en Campomanes. Relató que los días de encierro transcurrieron «muy tranquilos». Demasiado, en su opinión, ya que lamentó que ningún representante sindical se reunió con ellos. Por parte de Hunosa, «pasó hoy (por ayer) el ingeniero por primera vez para decirnos que teníamos que salir».

Garantías de empleo

Parte de los trabajadores de las subcontratas de Hunosa tiene previsto seguir con las protestas para reclamar que se asegure su futuro laboral. Precisamente, ayer se concentraron en el campus de Mieres, donde se celebraba una asamblea de UGT y CC OO. «Queremos que nos concreten la carga de trabajo y que dejen la puerta abierta más allá de 2021», una vez que hayan finalizado las labores de desmantelamiento de los pozos Santiago y Carrio que acometen desde principios de año, apuntó su portavoz, Rubén Trabanco.

Síguenos en: