La Nueva ya espera por sus ganadores

Irache Espina, durante su actuación en La Nueva. / J. M. PARDO
Irache Espina, durante su actuación en La Nueva. / J. M. PARDO

El alto nivel de los participantes marca la quinta y última de las finales del concurso de canción asturiana

MARTA VARELA LA NUEVA.

El jurado del XXV Concurso de Canción Asturiana de La Nueva se enfrenta a la ardua tarea de dar el nombre de los mejores intérpretes de esta edición. Concluidas las cinco finales, los reyes de la tonada se darán a conocer en los próximos días.

El sábado tuvo lugar la última final, que se desarrolló a un gran nivel, lo que complica decidir quién se alza con el título. Manuel Roza Llera mostró su buen estado vocal interpretando 'De la virgen del carbayu', 'Dexame pasar que voy y 'El gaiteru', haciéndose acompañar en esta ocasión por Valentín Fuente a la gaita. Al mismo nivel interpretaron sus elecciones Fernando Fernández con 'Agua que va hacia el arroyo', 'Asturias verde esmeralda' y 'Dos villas tiene Langreo'. Por su parte, Manuel Collado brilló con 'La pipiana', 'Soy pastor' y 'Arrea carreteru'. José García llegó desde Cangas de Narcea con ganas de demostrar su valía y lo hizo con 'La carretera'l Pedrosu' y 'Puente de Ribadesella', siempre con acompañamiento del gaitero oficial del concurso. Complicado se lo puso Isaac Sierra Longo, que mantuvo optó por los temas 'Soy pastor', ' A la salida del Sella' y ' Déxame pasar que voy'. Otra de las grandes voces, Celestino Rozada, apuntó alto con 'Se oyen cantar los mineros', 'Cuando yo salí de Asturias' y 'La carretera'l Pedrosu'.

Las dos voces femeninas absolutas de la jornada del sábado deleitaron al público con dos grandes puestas en escena. Liliana Castanón entonó 'Viva la xente minera', 'Carromateros' y ' Pa playina la de Xixón' . Mientras que Cristina Sánchez interpretó 'Adiós valle de Viango', 'Tienes casa, tienes horru' y 'Viva la xente minera'. En jóvenes destacó Irache Espina Fueyo y en aficionados, Antonio González.

Hay cantera

En una final de alto nivel, la muestra infantil puso de manifiesto que la tonada tiene relevo. Así lo ratificó el público asistente, que ovacionó durante varios minutos al pequeño Rubén Álvarez, de Tolivia, que ante tantos aplausos corrió a abrazarse a su abuelo, el conocido 'El Tordo de Tolivia', habitual del concurso langreano al igual que su madre, Maribel González.