«Los vecinos de Turón estamos hartos de nuestro abandono»

Silvia Suárez, con otra vecina, señala el río, con «malos olores debido a los vertidos» . / FOTOS: J. C. ROMÁN
Silvia Suárez, con otra vecina, señala el río, con «malos olores debido a los vertidos» . / FOTOS: J. C. ROMÁN

Denuncian la suciedad del río, el mal estado de la senda peatonal, una plaga de pulgas y la proliferación de ratas «del tamaño de gatos»

A. FUENTE LA FELGUERA (TURÓN).

«Nunca antes hubo tanto malestar entre los vecinos por el abandono que sufrimos en Turón», se quejaba ayer la presidenta de la asociación vecinal Mejoras del Valle, Silvia Suárez. «En la vida hemos visto nuestro valle como ahora. Todos los años nos toca recordar que hay que segar, que hay que limpiar, que hay que pasar por el pueblo... Pero estamos llegando a unos límites que rebosan el vaso», advierte.

Los turoneses, continúa, tienen motivos para estar «hartos». «El río da asco literalmente. No hay más que asomarse. La primera pista te llega por la nariz. Y es que hay zonas donde los olores no te dejan respirar. Luego ya, echas un ojo, y te dan ganas de echar a correr. La vegetación lo toma todo, las ratas son mayores que los gatos, la basura está por todos lados y, por supuesto, los desagües. Porque a nuestro valle los famosos fondos mineros llegaron poco, muy poco, y de lo poco que hicieron fue un colector, que está de ornamento, vertiendo al río muchos de los desagües»

También denuncia el estado de una senda «que nos vendieron como una alternativa, como ruta turística, como un paseo para lucir el pueblo. Y, al final, lo que tenemos es un camino intransitable, cortado por numerosos sitios por árboles caídos, por argayos o por la propia vegetación». Desde la asociación se asegura que en los pocos sitios por los que se puede caminar hay que ir en pantalón largo y calzado cerrado, pues «puedes volver «fechu una llaceria» debido a ortigas, artos o garrapatas.

Los vecinos critican que no se haga nada con las casas en ruina de antiguos habitantes o de Hunosa, «que se fueron con todo lo que pudieron y nos dejaron a los que aquí seguimos su basura, lo que no les interesaba, lo que para ellos no tenía valor o no podían llevarse a lo que consideraban mejores lugares. Ahora estamos rodeados de casas en ruina, de aleros cayendo sobre nuestra aceras, o de caminos cortados por riesgo de derrumbe de edificios».

Se quejan de la carretera de acceso al valle, pues en el tramo de Peñule-Cortina «te lleva, como en un parque de atracciones, a pensar que vamos en coche caballos, dando saltos continuamente. Cada vez que llueve de forma abundante, la carretera se corta por inundaciones», especifica.

Los vecinos afirman que están «hartos de trabajar por nuestro pueblo, arreglando nuestra casas, nuestros caminos con sestaferias, de organizar mil actividades para que nuestro pueblo tenga vida, de animar a la gente a seguir aquí y que luego desde todas las administraciones se nos ningunee».

Recuerdan que llevan tiempo reclamando al Ayuntamiento una marquesina de autobús «sin que hasta la fecha hayamos recibido respuesta a ello», y critican que desde hace un año una casa en ruinas es un foco de pulgas «que causan estragos en La Felguera».

 

Fotos

Vídeos