«Llevamos la pólvora en el ADN»

Lorena Pérez pregonó los festejos desde el balcón del Ayuntamiento cangués. /B. G. H.
Lorena Pérez pregonó los festejos desde el balcón del Ayuntamiento cangués. / B. G. H.

La pregonera de las fiestas del Carmen presumió de ser mujer y de sus raíces mineras | Con el polo granate de la peña La Gandaya, Lorena Pérez apostó por «seguir luchando por el futuro de Cangas, que está de moda en todas partes»

BELÉN G. HIDALGOCANGAS DEL NARCEA.

El colorido de las peñas regresó a las calles de la villa canguesa en la tarde de ayer. La marea multicolor tomó la plaza del Ayuntamiento a la espera de que la pregonera, la periodista experta en celiaquía Lorena Pérez, apretase el botón que indica que las fiestas del Carmen ya están en marcha. «Hoy empieza todo», comenzó a decir la pregonera, ataviada con el polo granate en honor a ese orgullo peñista que marcó su discurso, pues milita en la peña femenina La Gandaya.

«Hoy toca lucir polo y camiseta, bien planchadín, para en unos minutos empezar a saltar, cantar, bailar, pedir agua, caipirinhas... Hoy toca mirar al cielo para mandar un fuerte beso a los que ya no están y decirles que aquí seguimos festejando y trabajando como lo que somos, auténticos luchadores», exclamó.

La periodista hizo suya la máxima del alcalde, José Víctor Rodríguez, y enumeró todo aquello por lo que «Cangas está de moda». «Tenemos que estar orgullosos de nuestro pasado y nuestro presente», invitó Pérez aludiendo a las viñas, la ganadería, el campo, el comercio, los artesanos y la minería. «Soy lo que soy por la mina. No puedo estar más orgullosa de ello. Y esa fuerza que han tenido siempre los mineros, física y mental, junto a las mujeres de la mina, la llevamos en nuestro ADN cangués, igual que la pólvora. Y quizás por eso, Cangas sigue peleando y está de moda en todas partes».

De sentimientos habló también la pregonera infantil, Carla García, que lucía los colores de la peña La Madreña y, de azul y blanco, no dudó a la hora de afirmar que Cangas «mola mogollón». «A la gente que ha venido a pasar estas fiestas a Cangas, os aseguro, que no será la última. Siempre recordaréis el Carmen, la Descarga... La recordaréis porque no hay nada que se parezca a este espectáculo de ruido, de emoción y nervios, en todo el mundo», concluyó la pequeña.

Parafraseando a Chavela Vargas, la pregonera, concluyó emocionada, recordando que «uno vuelve a los sitios donde amó la vida, por eso siempre todos volvemos al Carmen, estemos donde estemos». Y toda la plaza se dio la vuelta y miró a la capilla del Carmen. Lorena Pérez apretó el botón. Y entonces vibró el valle, la pólvora inundó el cielo y las peñas tomaron las calles esperando que llegue el día grande para honrar a la Virgen del Carmen. Ese día es mañana.