Una cementera vasca buscará materiales en Ribadedeva para abrir una cantera

Zona de corta de arenas en las inmediaciones de Colombres. / NEL ACEBAL
Zona de corta de arenas en las inmediaciones de Colombres. / NEL ACEBAL

La investigación se centrará en detectar caliza y arenas silíceas en una zona de 444 hectáreas situada entre Colombres y Llanes

G. POMARADA COLOMBRES.

La compañía vasca Áridos y Canteras del Norte (Arcanor), integrada en el grupo Cementos Lemona, desembarca en Ribadedeva con el fin de investigar una superficie de 444,8 hectáreas comprendidas principalmente en la zona de Colombres, si bien la parte más occidental afecta al concejo de Llanes. Ayer mismo el Boletín Oficial del Principado (Bopa) publicaba el anuncio de admisión definitiva del permiso de investigación, que se someterá ahora a información pública durante treinta días hábiles.

Según consta en el proyecto presentado por la compañía vasca, denominado 'María Luisa', la intención pasa por explorar la zona en busca de dos tipos de sustancias minerales: calizas y arenas silíceas. Las primeras se utilizan como roca ornamental y como árido de hormigones y cemento, mientras que las segundas se emplean tanto en árido como en aplicaciones industriales. De confirmarse la existencia de reservas, la intención de Arcanor pasa por estudiar la viabilidad técnica y económica de su explotación, recoge el plan de investigación. Según el mismo documento, el presupuesto previsto para las tareas asciende a 153.900 euros.

La empresa señala asimismo que ninguna de las cuadrículas a explorar contiene espacios medioambientalmente protegidos. El proyecto sí llegó a incluir en la primera petición, de junio de 2015, zonas «cuestionadas» por su valor ambiental, así como áreas afectadas por la autovía del Cantábrico, que fueron finalmente descartadas.

Plazo de tres años

La iniciativa es novedosa, pues hasta la fecha, indican desde la compañía, en el entorno de Colombres solo han existido «una pequeña explotación de calizas para abastecer la construcción de un tramo de la A-8 y una explotación abandonada de arenas, así como pequeños aprovechamientos particulares».

En cuanto a la hoja de ruta de las investigaciones, el periodo máximo estimado es de tres años, en los que se recopilará información bibliográfica y documental, se elaborará una cartografía geológica de la zona y se realizarán estudios y ensayos de laboratorio, así como calicatas y sondeos.

La sociedad Arcanor explota ya una cantera similar en la zona cántabra de Val de San Vicente, cercana a la que se estudiará implantar en el concejo de Ribadedeva.