Un montañero gijonés de 56 años fallece al caer desde cien metros mientras hacía una ruta en Cabrales

El helicóptero del SEPA, en el rescate. En el recuadro, Carlos Álvarez Ramos. / SEPA / E. C.

La mujer que le acompañaba ha resultado herida |La pareja se extravió tras andar quince kilómetros desde Arenas de Cabrales

EL COMERCIO
EL COMERCIOGijón

Un gijonés de 56 años, Carlos Álvarez Ramos, ha fallecido después de perderse este sábado mientras hacía una ruta de montaña en Cabrales. Su mujer, que le acompañaba, ha resultado herida y ha sido trasladada al Hospital de Arriondas. Según la información facilitada por el Servicio de Emergencias del Principado (SEPA), se cree que ambos cayeron «por un desnivel de unos cien metros en una zona con una fuerte pendiente y un muro de roca».

La pareja emprendió su ruta este sábado y poco después de las 21 horas, el 112 Asturias recibió la llamada de la mujer. Explicaba que habían partido de Arenas de Cabrales hacia la canal de Somas y que, tras caminar quince kilómetros, no sabían dónde estaban. De inmediato se puso en marca un operativo de búsqueda integrado por el jefe de Bomberos del SEPA de la Zona Oriental, un efectivo de bomberos del parque de Cangas de Onís, dos efectivos de la Unidad Canina de Rescate y dos efectivos del Grupo de Rescate, además de dos miembros del GREIM de la Guardia Civil de Cangas de Onís. Los equipos permanecieron hasta la madrugada rastreando la zona, desde Escarandi, por la senda de Caoru, hasta Tielve y desde este último punto hasta Arenas, además de recorrer la canal de Somas.

El operativo de rastreo se reinició a primera hora de este domingo con la participación del Jefe de Bomberos de la Zona Oriental, un bombero del parque de Cangas de Onís, dos efectivos de la Unidad Canina, dos miembros del Grupo de Rescate, a bordo del helicóptero medicalizado y dos componentes del Greim de Cangas de Onís. A las 9.48 horas el Grupo de Rescate de Bomberos del SEPA, a bordo del helicóptero medicalizado, localizó a los dos afectados en una canal que da a Tielve.

La intensa niebla que había en la zona complicó el rescate de los restos mortales del montañeros, que han sido trasladados al Instituto de Medicina Legal de Asturias. El helicóptero de la Guardia Civil, a cargo de los trámites para el levantamiento del cadáver, no pudo volar y con él quedaron tres miembros del Grupo de Rescate de Bomberos del SEPA. Debido a las condiciones meteorológicas, el helicóptero medicalizado de Bomberos del SEPA tuvo que repostar combustible en la base leonesa de Sahechores y qudaron a la espera en el entorno del refugio de Urriellu para ver si levanta la densa niebla y puede recuperar el cuerpo del fallecido.

Finalmente, aprovechando unos minutos en los que la niebla se despejó, el cuerpo sin vida del montañero gijonés fue evacuado por el Grupo de Rescate. Primero, lo trasladaron al refugio del Urriellu y después a Pandébano, donde la Guardia Civil se hizo cargo del cuerpo. El helicóptero entonces tuvo que regresar a la canal de Tielve para evacuar a los tres rescatadores que permanecían en la zona.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos