Ribadedeva se reivindica como capital indiana

La Feria de Indianos de Colombres se dedicó este año a Perú con la presencia de Gonzalo Voto Bernales, cónsul general del país en el norte. /Nel Acebal
La Feria de Indianos de Colombres se dedicó este año a Perú con la presencia de Gonzalo Voto Bernales, cónsul general del país en el norte. / Nel Acebal

La feria de Colombres reúne a más de doscientas personas en su desfile, con presencia del cónsul de Perú

GLORIA POMARADA

Colombres vive hoy su evento más multitudinario. La Feria de Indianos, consagrada en esta edición a Perú, reúne a centenares de personas ataviadas de blanco en una escenografía que recrea el pasado de un concejo marcado por la emigración. Más de dos centenares de participantes han tomado parte en el desfile inaugural, presidido por el alcalde de Ribadedeva, Jesús Bordás; la delegada del Gobierno, Delia Losa; y el cónsul general de Perú en el norte, Gonzalo Voto Bernales. «Es muy emocionante ver aquí la bandera de Perú y gente honrando esta relación», agradeció el cónsul, que recordó la transformación vivida en los últimos siglos, desde que aquellos primeros emigrantes cruzaran el charco en busca de un futuro mejor. Por su parte, el regidor ribadedense reivindicó para el concejo la capitalidad indiana de Asturias tras trece ediciones de feria. «La filosofía es la de rendir homenaje a todos aquellos emigrantes que tuvieron que abandonar su hogar», indicó Bordás.

Al desfile y el pregón, a cargo de la asociación de mujeres de Noriega, seguirá durante la tarde un completo programa de actividades, desde música en directo a visitas teatralizadas y conferencias literarias. Todo ello animado por un mercado integrado por quince puestos de asociaciones locales y otros cuarenta con todo tipo de productos, desde artesanía a manjares gastronómicos.