Scouts para poner a punto los pueblos

Los 'rangers' del Grupo Scout Pilar en la finca de acampada, en el pueblo de Sellaño. / XUAN CUETO
Los 'rangers' del Grupo Scout Pilar en la finca de acampada, en el pueblo de Sellaño. / XUAN CUETO

Más de 150 jóvenes de Madrid montan su campamento base en Sellaño y colaboran en la limpieza del concejo pongueto

G. POMARADASELLAÑO (PONGA).

La ribera del Samedón a su paso por la localidad pongueta de Sellaño ofrece estos días una imagen de batalla. Tiendas y construcciones de campaña pueblan una finca a las afueras del pueblo, ocupada por unos exploradores que han llegado al concejo en son de paz y con muchas ganas de prestar ayuda a los vecinos. Son el Grupo Scout del colegio madrileño Nuestra Señora del Pilar, integrado por 150 jóvenes de entre 6 y 18 años decididos a pasar un verano alternativo en plena naturaleza. Los mayores del grupo, un total de 28 chicos de 15 a 18 años, son los encargados de ponerse a disposición de los ponguetos para colaborar en las tareas pendientes de los pueblos, desde la recogida de hierba a la limpieza de caminos. A cambio, los residentes les proveen de comida casera. «Así aprendemos a ganarnos la vida por nosotros mismos», explica Catalina Braña, de 16 años, en un alto de su labor en Cazu. «Me encanta esto, todo el mundo es muy amable y la comida está súper bien, nos dieron queso y un arroz con jabalí buenísimo», relata la joven.

Mientras los mayores se integran en la población local, los más pequeños disfrutan de actividades en el campo base, a donde han ido llegando desde el pasado domingo. Ayer mismo lo hacían los de menos edad, de 6 a 8 años. «Juegan pero también aprenden a hacer construcciones», explica el jefe del grupo, Fernando Capellán.

Los scouts permanecerán en Ponga hasta el domingo 28, un tiempo que aprovecharán también para lanzarse a la aventura. En los próximos días se embarcarán en marchas de entre dos y tres días por la montaña, mientras que el viernes 26 bajarán el Sella. «Es una actividad especial porque este año el Grupo Scout cumple sesenta años», explica Capellán, que detalla que el norte siempre ha sido su destino de referencia. «Cada verano vamos de campamento a distintos puntos y esta Semana Santa también estuvimos limpiando playas en Galicia», cuenta Miguel Ruiz, de 16 años, mientras rastrilla un prau de Cazu.