La Plataforma Stansted y los consumidores cargan contra las prórrogas a Vueling

La Plataforma Stansted y los consumidores cargan contra las prórrogas a Vueling

Critican que el Principado acepte una oferta que no cumple con el mínimo de vuelos licitado

CHELO TUYA

«Estamos asistiendo a un hecho insólito: el caso Vueling. Parece que se está haciendo una contratación a la carta o, más bien, esperando que la compañía vaya marcando las condiciones. Una auténtica prevaricación. Si no se cumplen los requisitos, se declara desierto el concurso y punto. ¿Qué es eso de un nuevo plazo y otro ?». Dacio Alonso, presidente de la Unión de Consumidores (UCE), expresó ayer su sorpresa tras conocer por EL COMERCIO que el Principado ha dado a Vueling tres días de plazo para aclarar si, finalmente, ofrece solo 144 vuelos anuales a Londres en lugar de los 156 que marca, como mínimo, el pliego de condiciones del contrato de promoción valorado en 1,3 millones.

Alonso recordó que «nunca hemos estado de acuerdo con este mercado en el que se ha entrado en los últimos años», algo, considera, especialmente grave en Asturias «porque siempre hemos apostado por las aerolíneas que tienen una posición dominante, como las del grupo IAG, a las que encima de darles dinero público nos hacen pagar los billetes más caros».

Al igual que la UCE, Podemos y la Plataforma Stansted, formada por asturianos residentes en Reino Unido, salieron ayer en tromba para criticar esta nueva prórroga a Vueling. «El número de vuelos anual es un dato sobre el que no es necesaria interpretación alguna. El Gobierno tiene que cumplir con la Ley de Contratos Públicos», exigió Lorena Gil. «Si otra compañía hubiera presentado una oferta cumpliendo todos los requisitos, ¿también le pedirían a Vueling que clarificara la suya», plantea la portavoz de la plataforma de usuarios, Zequi Rodríguez.

Por otra parte, Ryanair, la aerolínea de bajo coste que ofrece la mayoría de vuelos desde Santander, descartó ayer que vaya a cerrar bases en España, aunque podría hacerlo en otros países.