Uno de cada 524 reos en España lo es por delitos de corrupción

Una denuncia bien fundada, la profesionalidad de los agentes del Cuerpo Nacional de Policía en Gijón, y la tenacidad de la magistrada-juez Ana López Pandiella provocaron que en 2011 saltara a la luz pública el 'caso Renedo', con una redada en la que, por primera vez en la historia, se ponían las esposas a un exconsejero del Gobierno. La ciudadanía comprobó que los escándalos de corrupción también se daban en Asturias y fiscales y magistrados se afanaron en ponerles coto. Llegarían así los casos de las subvenciones a UGT, la ampliación de El Musel, el Niemeyer y los que afectan a José Ángel Fernández Villa, entre otros. Faltan sentencias por llegar y hay procesos que terminaron con los señalados absueltos tras años de desprestigio.

Más información

Desde mediados de 2015 los juzgados de instrucción asturianos suman 24 personas procesadas o acusadas por delitos de corrupción, según datos del Consejo General del Poder Judicial. La atención social contrasta con el resultado penitenciario. El 1 de julio había 113 personas en las cárceles del país por delitos de corrupción. Suponen el 0,19% de la población reclusa, esto es, uno de cada 524 reos.