Sanidad adopta «medidas excepcionales» para paliar la falta de médicos en Asturias

Sanidad adopta «medidas excepcionales» para paliar la falta de médicos en Asturias

El Servicio de Salud constituye una bolsa única de empleo para las contrataciones de verano con el fin de cubrir las vacantes en las alas

LAURA FONSECAGIJÓN.

La falta de médicos es ya «acuciante» en Asturias. Así lo reconoce el propio Servicio de Salud del Principado (Sespa), que se ha visto obligado a adoptar «medidas de carácter excepcional» con el fin de garantizar la atención sanitaria en los centros de salud de toda la región, principalmente, en las zonas de la periferia, que es donde se registran las mayores carencias de personal.

Ahora mismo, en el Principado se está viviendo una suerte de 'tormenta perfecta' en lo que a falta de facultativos se refiere. A la merma de profesionales que Asturias arrastra desde hace algunos años, se suma el proceso de traslados aprobado para los médicos de familia. 63 son los facultativos que cambiarán de lugar de trabajo gracias al proceso de movilidad voluntaria, cuyos resultados definitivos fueron publicados ayer en el Boletín Oficial del Principado (BOPA).

La dificultad con la que se encuentra el Sespa es que estos 63 facultativos tienen derecho a cogerse entre 15 y 30 días de vacaciones. Para no agravar la situación en pleno verano, cuando gran parte de la plantilla está de vacaciones, Sanidad ha solicitado a estos médicos que solo disfruten de una semana de permiso y que el resto de días los cojan a partir del mes de septiembre.

Asimismo, y con el fin de que ningún área se quede sin cobertura médica, el Servicio de Salud del Principado ha decidido centralizar la bolsa de demandantes de empleo. Es decir, desaparecen temporalmente las áreas sanitarias a la hora de realizar las contrataciones de verano.

En una instrucción publicada ayer en el BOPA, el Principado advierte de que hay serio peligro de que «áreas sanitarias de difícil cobertura», como pueden ser las alas en Jarrio y Cangas del Narcea, se queden sin profesionales.

Según estimaciones del Sindicato Médico (Simpa), una vez finalice el proceso de traslados de médicos de familia, serán 72 los facultativos disponibles (9 de ellos los nuevos MIR) para cubrir las bajas que se produzcan en Atención Primaria. Mañana, miércoles, acudirán a una reunión convocada por el Sespa donde se dará a conocer el nuevo destino de cada uno de ellos, que tampoco será fijo ya que podría ser rotario.

Más información

Trece menos en Avilés

Avilés es una de las áreas que resultó más perjudicada con el proceso de traslados, ya que perdió trece de los médicos de familia que tenía.

La mayoría de ellos solicitaron irse a Gijón que, junto a Oviedo, es el concejo que más profesionales gana (dieciocho frente a los ocho que suma la capital del Principado). Arriondas, Cangas del Narcea y Jarrio son otros de los hospitales con mayor sangría médica tras el proceso de movilidad voluntaria puesto en marcha.

El Simpa instó ayer al Servicio de Salud a crear «de una vez» la figura de «puestos de difícil cobertura», ya que «es la única manera de lograr fidelizar al médico para que se quede a trabajar en zonas de gran dispersión».