Festejos estudia habilitar una zona de botellón en una finca anexa al prau del Carmín

Una pandilla de jóvenes disfrutando de la romería del lunes del Carmín en el prau La Sobatiella. / PABLO NOSTI
Una pandilla de jóvenes disfrutando de la romería del lunes del Carmín en el prau La Sobatiella. / PABLO NOSTI

La medida, que dependerá del coste, iría acompañada de un servicio de seguridad para evitar que esta práctica se extienda dentro de la romería

JOSÉ CEZÓNPOLA DE SIERO.

La Sociedad de Festejos de Pola de Siero pretende desterrar el botellón de la romería del Carmín. Su presidente, Jenaro Soto, anunció ayer que está estudiando la posibilidad de habilitar una zona específica para esa práctica, en concreto, en una finca situada al este del prau de La Sobatiella.

La idea es que todas aquellas pandillas que acudan a la romería con bebidas alcohólicas típicas de un botellón serían reubicadas en esa parcela, donde incluso se programaría música amplificada entre las diez de la noche y las dos de la madrugada. Y Festejos contrataría un servicio de seguridad para prohibir el botellón en la romería o poner música amplificada. Según Soto, el año pasado se detectaron hasta tres grupos que portaban su propio equipo de música «y que estaban haciendo negocio vendiendo bebida a su gente».

El presidente comentó que la creación de esa zona de botellón -que a buen seguro no estará exenta de polémica- dependerá de analizar los costes y de realizar una serie de consultas, entre ellas, al arrendatario de las barras de la fiesta por si se sintiera perjudicado por la decisión. Festejos lleva varios años intentando recuperar el espíritu tradicional de la romería, donde las familias y las pandillas puedan disfrutar de una merienda tranquila. «Los que solo piensen en emborracharse y drogarse, que no vengan, que no necesitamos batir ningún récord de asistencia», dijo Soto. Y recordó que todas las atenciones sanitarias por intoxicación etílica habían sido «por tomar bebida blanca, pastillas y otras sustancias». Y no acepta la excusa de los precios para justificar el botellón. «La caja de sidra cuesta veinte euros en el prau», dijo.

Colaboración con Cáritas

Por otro lado, el presidente anunció que la camiseta oficial del Carmín llevará grabado el lema 'Nadie sin hogar', en colaboración con Cáritas. Y el 10% de la recaudación de la venta de camisetas y pañuelos se entregará a esta organización. En los dos años anteriores fueron lemas contra la violencia machista. En esta ocasión, Cruz Roja va a instalar un punto dentro del prau contra esa violencia hacia las mujeres. Hay que recordar que en la romería del año pasado se denunció, por primera vez, un caso de agresión sexual, que se juzgará a principios de 2020.

En cuanto al programa, habrá una verbena más de viernes, con la actuación de la banda argentina Ráfaga. Y esa noche se desarrollará la Peque-Romería, que se trasladará a las instalaciones del Instituto Juan de Villanueva. Soto informó también que los socios de Festejos podrán acudir el domingo 21, a partir de las 19 horas, a reservar sitio para la romería. Y prau se abrirá al público el lunes, a partir de las 15 horas.