Intoxicadas una madre y su hija por un escape de gas en La Fresneda

Técnicos de la compañía del gas junto a la vivienda afectada, aún con las ventanas abiertas. / S. SAN MARTÍN
Técnicos de la compañía del gas junto a la vivienda afectada, aún con las ventanas abiertas. / S. SAN MARTÍN

La mala combustión de la caldera es la principal hipótesis del incidente, que obligó a trasladar a las dos heridas al HUCA

MARCOS GUTIÉRREZ LA FRESNEDA.

La jornada festiva del día de la Inmaculada trajo un considerable sobresalto a La Fresneda. Un susto que, por suerte, no tuvo un final grave. Una madre y su hija, menor de edad, resultaron intoxicadas a mediodía de ayer por inhalación de monóxido de carbono en su vivienda ubicada en la calle Camino de Monte Espeso. Ambas fueron trasladadas al Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) en Oviedo.

A falta de realizarles más pruebas, y hasta una nueva valoración médica, su pronóstico era reservado. Ambas fueron atendidas en el mismo lugar del incidente por el equipo médico de la UVI-móvil, que posteriormente trasladó a una de las afectadas. La otra fue evacuada en otra ambulancia.

LAS CLAVES

Aviso.
La madre fue la que avisó al 112 de Asturias, pasadas las 12 del mediodía, de que podía haber un escape en su casa.
Traslado.
Las dos vecinas de La Fresneda, madre e hija, fueron trasladadas al HUCA, ambas con pronóstico reservado.
Mediciones.
Miembros del cuerpo de bomberos desplazados a la zona certificaron el positivo por monóxido de carbono y gas.

Las primeras hipótesis apuntan a que la intoxicación se debió a la mala combustión de la caldera. Hasta la urbanización sierense se desplazó una dotación de Bomberos del Servicio de Emergencias del Principado de Asturias (SEPA), con base en el parque de La Morgal, en Llanera.

Mediciones de gas

Los bomberos desplazados a la zona donde se produjo el incidente realizaron varias mediciones y comprobaron que daba positivo en monóxido de carbono y gas.

El Centro de Coordinación de Emergencias del 112 Asturias recibió el aviso a las 12.30 horas. Fue la madre la que realizó la llamada e indicó que, tanto ella como su hija estaban experimentando mareos, por lo que dedujeron que se podía tratar de un escape de gas. Además de comunicar el incidente al SAMU, se movilizó una dotación de bomberos con base en el parque de La Morgal y se informó de lo sucedido a la Policía Local y Nacional, así como a los responsables de la compañía suministradora de gas.

La llegada de los bomberos y las ambulancias causó un considerable revuelo en La Fresneda, antes de que los vecinos que acudieron a la zona de la casa pudieran conocer realmente las causas del dispositivo. Pasada la una de la tarde, los miembros del cuerpo de bomberos desplazados confirmaron que las mediciones realizadas en el interior del chalé habían dado positivo, por lo que se procedió a cerrar la llave de contadores de inmediato. También se ventiló la vivienda afectada y se revisaron otras dos casas adosadas para comprobar que la instalación y los niveles de gas en las mismas eran correctos y no había riesgo de fugas.

A la una y media de la tarde efectivos del cuerpo de bomberos comunicaron que se había ventilado todo y que se habían dejado abiertas las ventanas de la casa para renovar el aire. También se dejaron las llaves de paso cerradas. Un vecino de las dos mujeres quedó entonces a la espera de que llegara al lugar el técnico de la compañía suministradora de gas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos