«Me falta tocar en salas vacías»

Amaia Romero posa para la carátula de su primer disco. /
Amaia Romero posa para la carátula de su primer disco.

La exconcursante de 'Operación Triunfo' acaba de presentar su álbum 'Pero no pasa nada' con el que ha sido número uno en ventas | Amaia actuará en el Teatro de la Laboral el próximo viernes 18 de octubre

ANA RANERA

Amaia Romero (Pamplona, 1999) acaba de publicar su nuevo álbum, 'Pero no pasa nada', un trabajo que presentará el 18 de octubre en el Teatro de la Laboral. El disco se convirtió en tan solo una semana en número uno en ventas en España, un éxito que la cantante asume con la naturalidad de quien de repente se tuvo que acostumbrar a la fama, aunque sea precisamente esta suerte la que le haga sentir que le falta la experiencia de los comienzos fracasados para enfrentarse a algunas situaciones.

-Acaba de lanzar su primer álbum, 'Pero no pasa nada', ¿cómo lo definiría?

-Es un disco que representa a una persona de veinte años; es un disco sencillo, fácil de escuchar,pertenece al pop más clásico que hay en España.

-¿El título es un reflejo de su forma de ser?

-Puede ser, se lo puse porque siempre he dicho esa frase. Yo tiendo a relativizar las cosas y me parecía coherente y bonito que ese fuera el título del disco.

-Es un disco que se ha hecho de rogar, ¿por qué ha esperado tanto para sacarlo?

-Yo no tengo experiencia, es la primera vez que hago esto y quería hacerlo bien y hacer lo que yo quisiera. Eso requiere un tiempo y básicamente fue por eso, quería hacer lo que me apetecía y quería ser la líder.

-En solo una semana ha entrado en el número uno de ventas en España, ¿cómo lo ha vivido?

-Lo estoy viviendo con mucha normalidad. Acaba de salir el disco y no ha salido nada más, por eso no me ha sorprendido, aunque me hace mucha ilusión.

-¿Hay alguna canción por la que sienta predilección?

-Voy cambiando por temporadas, aunque a la que más cariño le tengo es a 'Quedará en nuestra mente'.

-Estamos acostumbrados a artistas que comparten constantemente su vida en las redes sociales, ¿por qué su decisión de mantenerse alejada de ellas?

-Tampoco estoy alejada, de hecho, quiero alejarme más. Siento que estoy bastante viciada y que paso demasiado tiempo con el móvil. Pero no me sale subir cosas, antes de 'Operación Triunfo' tampoco me salía. Subo algo cuando me apetece o cuando hago promoción, lo llevo con bastante normalidad.

-¿Cómo ha crecido en estos casi dos años desde su salida de 'Operación Triunfo'?

-Al final, han pasado tantas cosas que he cambiado bastante y he madurado bastante. Soy mucho más consciente de lo que estoy haciendo, antes estaba un poco perdida, iba adonde me llevaban, era como una marioneta, hacían conmigo lo que querían. Ahora soy más consciente de todo, he aprendido muchas cosas de la industria, aunque todavía estoy en ese proceso de aprendizaje.

-Cuando se alzcanza el éxito siendo tan joven, ¿cómo se plantea su futuro?

-Es algo que me da un poco de miedo porque yo soy consciente de que soy famosa por el programa, no por mí. Salí de allí y ya tenía un nivel muy alto de popularidad. Los sitios donde he actuado son muy lujosos y eso ha sido así desde el principio. Me falta la experiencia de haber tocado en salas vacías y creo que vivir eso es importante. Siento que igual me falta experiencia para afrontar situaciones a las que me enfrentaría mejor si hubiera vivido otras cosas.

-¿Cómo le gustaría verse dentro de veinte años?

-Me gustaría seguir cuidando lo que estoy haciendo y que lo que haga dentro de veinte años tenga una coherencia con lo que estoy haciendo ahora. Quiero que sea un camino en el que se vea una evolución con sentido dentro de mi estilo.